Tips para dejar de comer de máaaas

Ya sabes que unas veces comes por emociones y otras por aspectos físicos, pero sin importar por qué, estamos comiendo más de lo que necesitamos. Estos tips te van a ayudar a evitarlo.

Compartir

Estas son algunas de las estrategias que te pueden ayudar a comer solamente lo necesario. 

Deja de etiquetar los alimentos

Si dices que esto es bueno y lo otro malo, que es un “gustito culposo”, etc., cada que comas algo de eso, te vas a sentir como según tú es la comida. Etiquetar los alimentos te predispone a sentirte mal o culpable.

Come consistentemente

Cada 3 o 4 horas come algo. De preferencia, que tenga proteína, fibra y grasa para que te sientas lleno pero a gusto. De nada sirve sentir hambre ni súper atascarte, mejor poquito pero constante. 

Gánale al hambre

Nunca debes permitirte tener tanta hambre que te atasques con lo primero que veas. Para evitarlo necesitas tener siempre a la mano snacks de proteína como yogurt griego sin azúcar, zanahorias y pepinos, hummus o nueces. 

Toma agua

Cuando tienes mucha sed se empieza a sentir como hambre. Por eso, antes de meterte un paquete de galletas, toma un vaso de agua, si de plano no se te quita, ahora sí come algo (que no sea ese paquete de galletas). 

Dueeeerme

Te lo hemos dicho hasta el cansancio, si no duermes lo necesario, tu cuerpo no puede funcionar y siente más hambre… hambre de carbohidratos y azúcares.

Pon atención 

Apaga la tele, deja el teléfono y concéntrate en tu comida. Fíjate en el sabor, la textura, la temperatura, los colores, en fin, en lo que estás poniendo en tu cuerpo. Además de que lo vas a disfrutar más, vas a comer lo que tu cuerpo realmente necesita porque no estás distraído con otra cosa. 

Come lento

Aunque te odien tus amigos comensales. Esto ayuda a que el estómago libere las hormonas que le avisan al cerebro que ya te llenaste. Este proceso puede tomar hasta 20 minutos, por eso, aunque te comas media pizza en tiempo récord, sigues sintiendo hambre.

Come en un plato más chico

¿Te ha pasado que te sirves lo normal en un platón y te sientes miserable? Pues en lugar de llenar más el plato, usa uno más chico y así sientes que comes más, sin necesariamente hacerlo.

Haz las paces

La mejor relación que puedes tener con tu comida es pensar, ¿cómo me voy a sentir antes, durante y después de comerme esto? Si sabes que meterte medio litro de helado te va a hacer sentir culpa… pa’ qué. Mejor cómete una bolita si necesitas algo dulce, pero solo después de analizar tus sentimientos.

Llénate de fibra y proteína

Esto va a regular tus niveles de glucosa y te hará sentir lleno más rápido y durante más tiempo.

Sé bueno contigo mismo

No pasa nada si te comes una bolsa XXL de papas en una sentada viendo series. NADA. Así que, en lugar de flagelarte, pregúntate qué fue lo que te llevó a hacerlo y entiende tus razones para que la próxima vez tomes mejores decisiones. 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 4.67 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Equipo moi.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta