#Lookcionario: cómo verte cool con ropa de embarazo

¿Vas a ser mamá pero ooodias la ropa de maternidad? Te decimos cómo vestirte

Compartir

Por Gina Ortega

Atrás quedaron esos tiempos de ropa de embarazo con batitas llenas de moñitos y patitos. Hoy hay mil opciones para verte cool con ropa para cuando la panza está en constante crecimiento y sin comprar UNA SOLA PRENDA de embarazada (bueno, sí, dos). 

SINCERIDAD, ANTE TODO

Para mí, y aún más porque me dedico a vestir a otras personas, era súper importante no perder mi esencia y estilo personal durante ese viaje de 40 semanas. Y creo que es el caso de muchas mujeres, y algunas piensan que no hay más opción que meterse en el papel de mamá tierna y abnegada, porque si no, parece que no le estás entrando de lleno a la maternidad. Pero son tantos cambios, que yo quería seguir sintiéndome yo con todo y panza, y lo recomiendo ampliamente.

EL MUNDO NO ESTÁ PARA DESPERDICIOS

Si lo pensamos desde ese ángulo, el mundo no está para andar comprando ropa que vas a usar un par de meses y ya porque ¡además la odias! Entonces yo mejor me puse muy creativa y emprendí un viaje a mi clóset para hacer un set de looks que tuvieran la opción de crecer conmigo y, si llegara a comprar algo, fuera algo que totalmente volvería a usar. Estos fueron mis aprendizajes.

VESTIDOS STRETCH Y DE ALGODÓN

Han sido mis mejores amigos porque gracias a la bondad de su tela que se estira literal han crecido a la par de mi panza. Yo ya tenía de varios colores y los he llevado como básicos a lo largo de las semanas, pero si no tienes puedes comprar unos dos en tono neutro (obvio el negro es mega básico) y seguro los seguirás usando aún sin embarazo. Si le quieres agregar coolness al asunto y eres súper valiente, puedes optar por un print camo, tie dye o hasta animal print.


CINTURAS ELÁSTICAS EN JOGGERS O FALDAS

No he comprado ni un solo pantalón de maternidad gracias a los pantalones a la cadera con elástico. Lo que he hecho es fajarme debajo de la panza y subirlos un poco de la parte de atrás. Mi sugerencia es tener unos en negro y otros verde militar y/o gris, busca igual una paleta neutra que puedes mezclar fácilmente con tops que ya tengas. Aplica también en faldas y shorts que puedan ir arriba o debajo de tu panza, dependiendo en qué etapa estés.

LAYERING

Un tema importante es balancear las proporciones del cuerpo porque quieres verte lo más estilizada posible. Yo sugiero una paleta monocromática, evitar grandes estampados, y —para alargar aún más la silueta— llevar escotes en V. Los blazers (que seguro tienes varios) son excelentes aliados para mezclar con básicos, como los vestidos que mencioné previamente, los suéteres ligeros tipo capa (que si no tienes, te urge un par en algodón o cashmere), chalecos rectos sin botón y líneas simples, kimonos largos, en fin, hasta chamarras de piel y mezclilla le dan un toque divertido al asunto. También puedes llevar tus camisas abiertas y remangadas para añadir capas al look. El chiste es usar lo que ya tienes y mezclarlo.


T-SHIRTS

Otras que han sido mis BFFs estos días son justo las pla- yeras que ya tenía, obvio uno se preocupa por si las vas a ‘hacer grandes’ pero la realidad es que no, al lavarlas y tener los cuidados necesarios regresan a su normalidad, a menos que uses la misma diario durante las 40 semanas. Yo me he divertido mil usando mis t-shirts rockeras en estos últimos meses y siento que le dan esa onda cool al look si no quieres ser la clásica embarazada. 

NO NOS QUEDA DE OTRA

No satanicemos

Los pantalones de maternidad, de hecho, si me preguntan creo que con unos jeans y unos leggings “de vestir” negros estás más que armada

Si te crecen las boobs al minuto uno del embarazo, vas a querer salir corriendo por mil bras… ¡error de principiante! Compra dos o tres de lactancia y mata dos pájaros de un tiro

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Compartir
mm
Equipo moi.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta