El mundo de las redes no es color de rosa

Los siguientes puntos pueden servir de guía para disminuir los peligros y los efectos negativos que puede tener el uso de las redes sociales

Compartir

Si van a comenzar a usar las redes, pon reglas desde el principio. Si ya las están usando, habla con ellos lo más pronto posible. Ahora más que nunca los chicos están conectados por muchas horas y es importante que aprendan a comunicarse con amigos y compañeros de la escuela de la mejor forma.

Igual que en la vida real, diles que no hablen con extraños. Una regla clara debe ser que las redes son solo para conectarse con sus amigos y la familia. Revisen las configuraciones de privacidad y hagan ajustes juntos para que solo sus “amigos” puedan ver sus publicaciones y contactarlos.

Prohibido compartir la ubicación. La mayoría de las redes sociales tienen la opción (a veces predeterminada) de compartir dónde estás. Deshabilita esta opción, mientras menos información personal esté disponible en línea, mejor.

En la noche, no. No permitas que tus hijos usen dispositivos una hora antes de irse a dormir y guárdalos TÚ. Sin supervisión adulta, es en la noche cuando se mandan fotos y demás cosas que no queremos. Además, ya hablamos de que les altera el sueño.

Recuérdales que nada es temporal en internet. Esa foto que supuestamente desaparecerá después de un día de las historias de Instagram o que “solo verá el receptor” puede acabar en manos de muchas personas. Una mala decisión puede tener consecuencias como problemas de reputación en la escuela y dificultades para ser aceptados en la universidad o hasta para encontrar trabajo en el futuro.

Poder monitorearlos es parte del trato. Tener un smartphone para usar las redes sociales es un privilegio que tú les das, no un derecho, así que deben aceptar que los sigas y a veces darte el celular para revisar si lo que están publicando es válido.

Mantente atento a señales de ciberbullying. Si tu hijo(a) tiene nuevos problemas en la escuela, se aísla de la familia y se pone nervioso cuando está usando el celular y tú te acercas, es posible que estés ante un caso de ciberbullying u otro problema mayor.

La comunicación abierta y los valores de tu familia son la base de todo. Debido a la pandemia, las familias han estado pasando más tiempo juntos, por lo tanto, hay más oportunidades y necesidad de hablar del uso de las pantallas y las redes sociales. Así que hablar de responsabilidad, compasión y respeto, los valores que siempre les has inculcado a tus hijos, es más importante que nunca. Las redes sociales son parte de la vida “real” de los adolescentes de hoy y como tal, son un espacio más para enseñarles a ser  la mejor versión de ellos mismos.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta