Hijos con temperamento difícil, ¿qué hacer?