7 técnicas para empezar a generar dinero

No, ni la flor de la abundancia ni vender jugos para perder 10 kilos en una semana son la solución

Compartir

Para empezar, si alguien te pide dinero para hacer dinero, ya vamos mal. Mejor usa una de estas técnicas para empezar a generar.

1. Vende en línea lo que ya no usas.
¿Te regalaron una cafetera y nunca la usaste? ¿Tienes una edición limitada de DVDs de Friends que cero ves? ¿O guardas una colección de todos los celulares que has tenido? Véndelos. Todos. Hay gente que siempre quiere comprar lo que a ti ya no te sirve y el único esfuerzo que vas a tener que hacer es tomar fotos decentes y llevarlo a la paquetería.

2. Busca trabajos temporales.
Es más fácil buscar, encontrar y que te contraten para cubrir una baja por enfermedad o embarazo que un empleo fijo. Y en una de esas hasta te quedas. Busca “empleos temporales” en cualquier bolsa de trabajo y aplica a algo para lo que sí puedas ser bueno, no te metas de enfermero si te desmayas cada que ves sangre. Pero mantén tus opciones abiertas, igual y descubres un talento que no sabías que tenías.

3. Busca tu talento oculto.
Casi todos sabemos hacer algo que le sirve a los demás. Si tienes una receta buenísima de pozole, ponte a cocinar y anúnciate en redes; si le hacías suetercitos tejidos divinos a tus hijos, lo mismo. Es más, si tienes un tío que sabe hacer mesas y libreros, pídele que te enseñe. No necesitas una gran inversión y hasta lo usas para relajarte.

4. Sumérgete en las redes.
Especialmente en Facebook puedes unirte a grupos de tu colonia o de personas que comparten tus intereses y todo el tiempo vas a ver que están buscando quien cuide gatos, viejitos, niños y hasta plantas. En esos grupos también puedes vender cosas que quizá en otras páginas no salgan y puedes ofrecer tu pozole del punto anterior sin pagos de envíos y extras. En una de esas hasta novio cercano encuentras.

5. Renta tu espacio.
Si tienes dos lugares de estacionamiento en el edificio donde vives, puedes rentarle uno a algún vecino. Si te sobra un cuarto, busca un roomie. ¿Tienes un bodega que no usas? ¡Igual! Es más, si tienes un terreno enooooorme en el que algún día piensas construir tu mansión, réntalo para que lleven perros a jugar. Hay muchas cosas que puedes hacer cuando tienes espacio.

6. Conviértete en tutor.
¿Eres muuuy bueno para algo que a la gente normalmente le cuesta trabajo? Si eres contador y buenísimo en matemáticas, ofrece tus servicios para niños de primaria o secundaria que nomás no dan una. Es un gran momento para hacer eso con toda la educación a distancia. No necesitas meterle ni un peso a tu nuevo “negocio” y además de ganarte un dinerito, ayudas a alguien que lo necesita.

7. Salte a caminar
Si tienes tiempo libre, date una vuelta por tu colonia y fíjate qué hace falta. Puede ser que pases por una estética que busca quien cobre o administre el negocio; o puede ser que veas que no hay un vivero cerca y te pones a vender plantas. El chiste de convertirte en “emprendedor” es resolver una necesidad que los demás no sabían que tenían. Esta es una gran oportunidad de ganar un extra y quizá hasta de descubrir una carrera que ni se te había ocurrido que podías desarrollar.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta