Esto buscan los millenials en un trabajo

Esta generación es más eficiente en un menor tiempo y resuelven problemas más rápido gracias a que crecieron en la “era Google”

Compartir

Si estás leyendo esto y naciste entre 1980 y el 2000 (por si aun no lo sabías), felicidades, eres un millennial.  Probablemente has escuchado comentarios como: “Los millennials quieren todo regalado”, “esa generación quiere ser director sin pasar por ser becario” o “no saben ganarse la vida para crecer en el mundo laboral”. Si naciste antes de este año, probablemente no entiendes lo que busca esta generación y sé que puede ser frustrante entendernos, aquí te dejo algunas claves. Desde mi punto de vista te será de ayuda entender cómo piensan para así comprender más su entorno.

Millenials y prestaciones laborales

Nacimos con tecnología
Se dice que los horarios laborales de 8:00 am a 6:00 pm vienen desde la época en donde no existía electricidad y el hombre trabajaba mientras había luz del sol para entonces regresar al anochecer, entiendo eso, pero nuestra generación nació ya con una computadora en su casa o accesibilidad de consulta en la escuela; por lo que traemos el switch de poder trabajar sin importar la hora del día e incluso el lugar.

A diferencia de generaciones anteriores los millennials vivimos conectados e informados, gracias a la facilidad de contar con una computadora e internet, contrario a lo que piensan generaciones anteriores, más que ser un obstáculo ha sido una ventana para capacitarnos más, informarnos más, tener más opciones y oportunidades sobre lo que queremos en la vida, además de que esta generación puede llegar a proponer nuevas herramientas y metodologías innovadoras que ahorran dinero y tiempo a las empresas.

La diversión no está en la meta está en el camino

Un millennial busca un balance entre la vida personal y laboral en donde puede cumplir con sus tareas y al mismo tiempo disfrutar alguna salida al cine o contar con flexibilidad de horarios para sus actividades fuera del trabajo, esta generación rompe con el esquema tradicional de trabajar toda su vida en un corporativo para luego retirarse y vivir de su jubilación. Disfrutamos el momento del ahora.

Si tu empresa cuenta con: horarios flexibles, posibilidad de hacer home office algunos días, esquemas de vacaciones justos e incluso la posibilidad de que puedan tener tiempo para desarrollar algún proyecto personal seguro que captarás su atención.

Odiamos las pirámides

Los grandes corporativos en donde se acostumbra que los directivos cuenten incluso con elevador exclusivo y espacios de oficina inmensos mientras los demás tienen cubículos de 2×2 no va esa ideología con esta generación.

Los millennials buscan ambientes de trabajo en donde su jefe no sea un tirano que solo de órdenes, contrario a esto, buscan un jefe que además de serlo también sea un mentor tanto dentro como fuera del trabajo, con quien puedan compartir cosas personales y que de vez en cuando puedan salir sin ningún compromiso aprendiendo a separar lo laboral con lo social sin ningún problema.

 

Si tu empresa cuenta con capacidad de escuchar las ideas de sus empleados, tiende a moverse rápido en procesos y se siente un ambiente de transparencia y confianza entre todos, seguro cumple con los requisitos que busca un millennial.

Resultados no horas pompa

Esta parte es la que suele ser más complicada de entender con otras generaciones, los millennials no es que sean flojos, sino que nos enfocamos en resultados y no en horas de oficina.

Contrario a otras generaciones en donde se veía bien estar 12 horas del día en la oficina y en donde probablemente la productividad no era tan buena, nuestra generación se caracteriza por ser más eficiente en un menor tiempo ya que solemos resolver problemas y soluciones más rápido gracias a que crecimos en la “era Google” en donde encontramos solución a los problemas.

Somos una generación que valora su tiempo y que probablemente detesta ir a la oficina pasando dos horas de tráfico de ida y otras dos de regreso, nos enfocamos mejor en aprovechar esas horas resolviendo los problemas y tratando de optimizar nuestros tiempos del día a día,  teniendo una flexibilidad de horarios adaptable a cada persona.

Algunas empresas de tecnología como Google, utilizan esquemas de medición llamados OKRS que sirven perfecto para medir bajo esquemas más flexibles los resultados de los equipos, si no llegas a los objetivos te vas, si llegas te quedas y vas creciendo. El cómo, dónde, o cuánto tardaste en llegar, no es lo más importante.

Si tu empresa cuenta con: Flexibilidad de horarios, posibilidad de realizar home office, implementación clara de objetivos apoyados por herramientas y tecnología sin duda un millenial querrá escuchar lo que tu empresa propone.

Espacios Colaborativos

Los milleannials se sienten más cómodos en ambientes de trabajo abiertos en donde se tenga la posibilidad de que incluso el CEO pueda estar sentado al lado de un becario, rompiéndose todas las barreras o paredes que en corporativos se acostumbra a implementar.

Una oficina millennial ideal es pet friendly, con área de entretenimiento, por mencionar futbolito, mesa de ping pong, consola de videojuegos o incluso camas y pufs de descanso; en donde cualquier persona de otra generación podría pensar que es un lugar de trabajo y no una sala de diversiones, sin embargo está comprobado que el poder distraerse por unos minutos de las actividades del día mejora el rendimiento de los empleados e incluso hace que rindan mejor.

En EUA empresas como Google, Facebook y Airbnb cumplen 100% con estas características, sin embargo en México cada vez más empresas lo están implementando, sobre todo las dedicadas a servicios de IT como BrandMe, plataforma que conecta marcas con influenciadores ubicada en la Ciudad de México.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (10 votes, average: 4.80 out of 5)
Loading...

2 COMENTARIOS

  1. Creo que los millenials tenemos serios problemas, somo una especie de generación de transición que estamos picando piedra para cambiar esquemas, ¡que agotador! Calculo que hacen falta aun varios años para que los reclutadores y empresarios dejen de llamarnos “flojos” y comiencen a escuchar lo que tenemos para decir. ¡Animo millenieals! 😉

Dejar una respuesta