Cualidades que te urge tener en la chamba para ser más competitivo

¿Alguna vez te has preguntado si lograrías entrar a una de las empresas trasnacionales más cotizadas, y más allá de eso, si durarías?

Compartir

En 2009 Reed Hastings, cofundador y CEO de Netflix, publicó un documento de 127 diapositivas sobre la cultura laboral en Netflix que sacudió a todo Sillicon Valley. Este mismo documento llega al mundo, ahora en forma de libro llamado NO RULES RULES (aquí no hay reglas), en el que expone, con toda transparencia, absolutamente todo lo que con lleva ser parte de la empresa de streaming. Además, explica a detalle lo que se requiere para pasar el temido keeper test (la prueba del se va o se queda).

De hecho, la prueba es muy sencilla, simplemente consiste en que, ante cualquier duda, el jefe directo del empleado se pregunte: “si esta persona me renunciara ahorita, ¿haría algo para retenerla?”. Si la respuesta no es un sí rotundo o incluso sentiría alivio si esa persona se va, es momento de decirle adiós con una liquidación muy generosa. Esto porque quiere decir que su trabajo es, si acaso, aceptable. Y prácticamente la moraleja central de su libro trata de lograr y mantener una compañía con una “alta intensidad de talento”, donde justamente, los empleados con un desempeño adecuado no tienen cabida. Punto.

¿Y cómo se vuelve uno un keeper?
Hay dos razones principales por las cuales en Netflix prácticamente no existen políticas sobre muchas cosas, incluyendo vacaciones, gastos, viajes: libertad y responsabilidad. Hastings está convencido de que los keepers son empleados que siempre verán por el bien de la empresa e incluso, que ese tipo de controles pueden truncar o distraer de la innovación. 

Aquí otras cualidades que necesitas para volverte un keeper, ¡donde sea que trabajes!

AGUANTAR VARA
No es fácil recibir críticas constructivas para nadie y menos todos los días. Pero tomando en cuenta que su empresa cuenta mayormente con gente sumamente talentosa, Hastings considera lógico que diario aprendan unos de otros. Esto quiere decir que toda persona que trabaje en Netflix -incluyendo al CEO- tienen sesiones de feedback constantes. Para esto no solo tienes que saber recibirlo, sino también cómo darlo.

SABER CUÁNDO
Muchas veces cuando algo no está “prohibido” deja de ser tan interesante, pero el hecho de no tener una política de vacaciones les pone doble responsabilidad a los empleados. La primera: no largarse dos meses sin avisar y dejar colgado a su equipo y la segunda: saber cuando ya no están dando su cien para forzarse a tomar vacaciones.

VER POR EL BIEN
Esto no solo implica hablar maravillas de Netflix o ser el más entusiasta en el rally de fin de año, sino siempre poner antes el bien de la empresa. Al explicar las políticas de viajes y gastos que quitaron, ponen un ejemplo en el libro sobre viajar en business. “No están pensando en el bien de la compañía si todo el equipo de contenido viaja en business de L.A a México, pero si tienen que tomar el vuelo de las 12am para ir de L.A a N.Y. porque tienen una junta la siguiente mañana, claro que por el bien de la empresa viajan en primera, para no llegar con ojeras hasta el piso y que no puedan ni hablar en la presentación”.

TENER H*EVOS
En una empresa de innovación y competencia constante, no hay tiempo para pasar por 432 procesos de aprobación, por lo que, en Netflix, no solo no hay políticas de aprobación, sino que es indispensable tener el valor de llevar a cabo tu idea y hacerte completamente responsable de ella. Si funciona, lo celebras y si falla lo compartes como aprendizaje para todos. “La innovación es el objetivo, no la prevención de errores”.

Sobra decir que el chistosito, el flojo que a todos les cae bien pero no levanta un dedo o el pesimista que contamina a todos, no duran ni dos segundos en Netflix. Y más que por no pasar el keeper test, es porque son personas que bajan la calidad del desempeño de todo un equipo.

El libro está repleto de ideas disruptivas y formas innovadoras de detectar, conservar y crecer al talento. Después de todo, la razón por la que Netflix es lo que es hoy fue por haber evolucionado y probado nuevos caminos, mismos a los que gigantes como Blockbuster no se atrevieron. Así que probablemente su cultura laboral está igual de adelantada que su idea de enviar DVDs rentados a las casas en 1999.

Lo importante es rescatar que la vieja escuela, el reloj checador y demás controles se están quedando atrás -más con pandemia- y con eso, las responsabilidades crecen. Cada uno se hace cargo de sus horarios, de su desempeño, de sus equipos, de su tiempo libre y sobre todo, de si conserva su empleo o no.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 4.67 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta