Cómo volverte el elegido cuando estás buscando chamba

Buscar chamba en tiempos de crisis no es sencillo, pero estos consejos te van a ayudar

Compartir

Por: Roberto Debayle

En tiempos de crisis, siempre se pierden empleos, peeero también, muchas empresas empiezan a buscar gente. Lo importante es ser muy tácticos cuando estemos en busca de trabajo, haya una pandemia o no. Estos consejos te van a servir.

  • Ten tu currículum en español Y EN INGLÉS actualizada
  • Anticípate a lo que se va a ofrecer postcrisis, acuérdate que estas no duran para siempre
  • Si no tienes chamba, busca cursos gratuitos online para actualizarte
  • ¡Autopostúlate! Si te interesa una empresa pero no hay vacantes, manda tu CV explicando por qué te interesa unirte a su equipo
  • Busca empresas que estén floreciendo en la crisis: hospitales, apps de servicios a domicilio, comercio online, plataformas de streaming, etc.
  • Saca la agenda y busca contactos que te puedan echar la mano, no importa si son de la prepa o de tu último trabajo, ¡sin pena!

SÉ PACIENTE

Por el momento todo está estacionado, pero justo una de las grandes virtudes del ser humano y una habilidad que deberíamos desarrollar como profesionales es la paciencia. Recuerda que nadie contrata a des- esperados.

TEN UN OBJETIVO

Los reclutadores aseguran que es muchísima la gente que no tiene un objetivo profesional claro. Define bien hacia dónde quieres dirigirte, no te estoy diciendo un mapa perfectamente trazado a dos o cinco años, pero cuando vemos en un CV “objetivo profesional: incorporarme a una empresa para contribuir de acuerdo a mi preparación académica”, nos quedamos mudos.

Cuando la gente no responde bien esa pregunta suele terminarse rápidamente la entrevista. Muchos piensan “si pongo un objetivo demasiado específico me puedo perder oportunidades afines dentro de una empresa”, pero realmente es mejor ser claro y dirigido y más ahorita cuando las empresas están buscando solo lo que necesitan.

Si tienes un objetivo muy claro igual esta persona te dice “mira, no es lo que estoy buscando, pero tengo un amigo en tal compañía que justo me comentó… te voy a mandar con él”, vivimos en un mundo de contactos, entonces si no es con ellos, es con otros. No puedes ser arroz de todos los moles, así que, entre más específico, mejor.

QUÉDATE SI ESTÁS BIEN

Aunque sea lo que más quieras, por ahora profesionalmente no es buen momento de cambiar de área, industria o carrera. En estos momentos no se trata de lo que tú quieres, sino de lo que el mercado y la empresa necesitan, eso es lo que enfatizan mucho los reclutadores porque las personas salen a buscar lo que ellas quieren, necesitan, les gusta y no estamos para cumplir sus sabores de helados. Pero si realmente quieres cambiarte, busca bien y trata de averiguar qué es lo que necesita la empresa y busca en un área similar a la que ya estás. Los reclutadores dicen “yo prefiero contratar a alguien que ya conoce el área por la curva de inducción y de aprendizaje, estamos en una crisis donde nos tenemos que recuperar rápidamente”. Entonces, si estoy en una empresa de tenis y necesito alguien de mercadotecnia, mejor me traigo al de la competencia en lugar de alguien ajeno a la industria que viene de vender cereal.

TE TIENES QUE REINVENTAR

Ha sido bien difícil para las empresas dejar la oficina y trabajar en la casa, quienes han podido hacerlo van a tener una ventaja competitiva muy grande frente a los que siguen yendo a la oficina y a los que “nomás no se acostumbran”. No ha sido fácil, pero si sabes lidiar con las bronquitas del trabajo a distancia, puedes ser alguien muy valioso que sepa resolver otro tipo de problemas sin alterarse.

Hay que ser muy hábiles en saber administrar el tiempo y trabajar a distancia porque podemos buscar trabajo en empresas multinacionales que conducen conference calls y una persona está en China, la otra en Francia y el otro en México, hay que aprovechar para desarrollar esa habilidad.

SÁBETE PA’ QUÉ ERES BUENO

Me encanta la pregunta que Martha Debayle siempre hace en entrevistas: “dime para qué eres un fregón o una fregona”. Lo que no me encanta es la respuesta de las personas, “soy disciplinada, soy trabajador, soy organizada”, etc. No, bueno, nada más faltaba que no lo fueras. El chiste es que digas para qué eres un buenazo, que es para lo que la otra gente no es tan buena. O sea, “soy bueno para detectar fallas, soy excelente leyendo a la gente”.

Es un ojo clínico que tienes para detectar cosas que otros no. Ser bueno en algo es tener esa visión y hacerlo rápido. Necesitas tener eso clarísimo. 

ENTREVISTA VIRTUAL

Por supuesto, atrás quedaron los tiempos de ir a dejar CVs impresos a las recepciones de las empresas, ahora, ¡hasta las entrevistas son virtuales! Y es importantísimo que te conduzcas como si fueran presenciales.

¿QUÉ SIGNIFICA ESO?

Vestirte como si fueras a la entrevista (eso incluye los pantalones o la falda, no vaya a ser que empiece a temblar y si te paras te van a ver los chones). Ponte ropa que te haga sentir más seguro de ti mismo, ponte loción o perfume, todo eso cambia la actitud que proyectas.

Aleja la cámara a manera de que el cuadro de la imagen te quede de la cintura para arriba, no acerques demasiado la cara pero tampoco te quedes tan lejos porque entonces el otro no puede captar tu lenguaje visual, hacia dónde mueves los ojos, etc. Es también importante la gesticulación de manos y brazos, la sonrisa, la gente piensa que sonreír en una entrevista es como no darle importancia y que es una falta de seriedad y no estoy diciendo que te carcajees, pero sí sonríe. Esto genera mucha empatía.

Cuando es por teléfono es un poquito más complicado, pero tienes que tener claros básicamente cuatro elementos (que también aplican en videollamadas):

  1. Articulación: pronuncia las palabras con claridad
  2. Entonación: juega con altos, bajos agudos y graves, siendo plano duermes a la persona muy rápido
  3. Ritmo: no hables demasiado rápido, puedes hacerlo para las cosas que son fáciles y un poco más pausado cuando es algo más complejo
  4. Volumen: habla con fuerza, energía y entusiasmo

CONTESTA CON LÓGICA

Algo que es elemental y de lo que hablan mucho los reclutadores, es la falta de lógica cuando la gente responde a una pregunta.

¡Y entonces ya pasaron 3 minutos de los 15 que tenías! Por eso te voy a dar unos tips elementales:

Si la pregunta es técnica y tiene que ver con algo que hiciste en el pasado, es un logro

Si la pregunta es a futuro, es una iniciativa, ¿qué y cómo mejorarías? ¿cómo incrementarías?, todo lo que termine en “ías” es una propuesta a futuro

Así de sencillo, peeero, necesitas conocer bien a la empresa y tu área de trabajo para que los ejemplos que des realmente sirvan y no sean cosas generales.

PARA CONCLUIR

Necesitas buscar cómo ser diferente, no el mejor, porque si buscas serlo y vas a estar compitiendo con otros 10 o 20 que tal vez tengan más que tú o lo mismo, es difícil ser el mejor. Pero busca destacarte por otras razones, piensa en las cosas que te hacen único y menciónalas. Tampoco necesitas cumplir con el 100% de los requisitos, si tienes el 70%, ¡aplica! Nada pierdes. Y recuerda, siempre paciencia.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 4.50 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta