Todo lo que debes saber sobre las venas

Las venas se encargan de mantener limpio nuestro cuerpo y hasta protegen nuestro cerebro

Compartir

Por: Manuel Marquina

Las venas son mucho más que un tubito que lleva sangre de un lado a otro sin rumbo, son un componente muy importante del sistema circulatorio que en conjunto con la sangre se encargan de transportar oxígeno y nutrientes al organismo. 

NO SON LO MISMO

Las venas se encargan de transportar la sangre sin oxígeno de todos los órganos y sistemas del cuerpo hacia los pulmones para nuevamente tomar oxígeno y nutrientes y a través de la sangre regresarlos al corazón para volverlos a enviar al organismo. Por eso no hay que confundirlas con las arterias, que se encargan de transportar la sangre con oxígeno y nutrientes desde el corazón hacia todas las partes del cuerpo humano.

INCREÍBLE PERO CIERTO

  • Las venas son una red compleja y estructurada de conductos, que se entrelazan para formar un sistema de drenaje de la sangre hacia los pulmones y el corazón
  • Se estima que todas las venas de una persona unidas tendrían una longitud aproximada de 200 mil km, el equivalente a tres vueltas a la Tierra
  • Existen venas tan pequeñas como el grosor de un pelo (25 micras), como las arañitas de las piernas, o tan grandes como el grueso de nuestros pulgares juntos, que en su máxima capacidad pueden crecer hasta tres veces su tamaño
  • También llevan nutrientes a los órganos y desechos que el organismo ya no necesita y nos ayudan a transportar células de “patrullaje” o defensa para combatir infecciones

¿Y LAS VÁRICES?

Son venas enfermas, que se dilatan (aflojan) producto de diversos factores: 1 herencia, 2 ocupación (actividades que requieren mucho tiempo de pie o sentado), 3 sobrepeso, 4 tabaquismo, 5 uso de hormonas (pastillas anticonceptivas, parches, implantes, etc.), 6 embarazo, 7 falta de ejercicio.

Aparecen en las piernas porque llevan la carga del cuerpo; puedes tener síntomas como calambres, ardor, cansancio, y hasta hinchazón de piernas y tobillos. Puedes tener várices sin molestias, pero eso no significa que sea normal.

Para cuidarlas, mejora tu estilo de vida, ya sabes, ejercicio, comer bien, etc., y si ya están graves, hay tratamientos como la escleroterapia (inyección de venas pequeñas) y tratamientos con láser o radiofrecuencia te pueden ayudar. 

QUÉ CALOR, QUÉ CALOR TENGO

Como el sistema circulatorio ayuda a mantener la temperatura del cuerpo, cualquier cambio afecta a las venas. Por ejemplo, si hace mucho calor, se expanden para que tu cuerpo se enfríe, pero si hace demasiado frío se cierran para mantener el calor. Lo malo es que cuando se cierran demasiado pueden cortar la circulación a las extremidades y hasta pudieras perder desde un dedo hasta una pierna porque tu sistema circulatorio está tratando de mantenerte vivo sin importar qué necesite matar.

El brain freeze es culpa de tus venas… y es que cuando algo muy frío toca tu paladar, las venitas de ahí se súper comprimen para minimizar la pérdida de calor. Esta respuesta hace que toda la cabeza sienta un dolor extraño que dura hasta que el cuerpo se adapta al cambio repentino.

YO TE CUIDO

Las venas son parte de un escudo de células que mantienen las sustancias dañinas como bacterias y hasta algunas enfermedades anti-cáncer fuera del cerebro.

CAMINITO NUEVECITO

Cuando tus venas crean nuevas porque alguna se bloqueó se llama angiogénesis y sucede, por ejemplo, cuando hay heridas abiertas. El cuerpo crea nuevas venas y lleva oxígeno y nutrientes a donde hay daño para que la herida se cierre más rápido. La parte mala es cuando esto sucede en la córnea y el tejido nuevo invade el ojo hasta que te quedas ciego… Pero no te preocupes, es rarísimo que pase.

¿UN CHOCOLATITO?

Un poco de chocolate al día puede ayudar a que tus venas, arterias y demás estén sanas gracias a los flavonoides que son antioxidantes y las mantiene con el grosor adecuado. 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (13 votes, average: 4.46 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta