Todo lo que debes saber sobre la influenza

Estamos entrando en la temporada de influenza y hoy más que nunca tenemos que cuidarnos de esta infección que, cuando es muy grave, puede ser hasta mortal. Lo bueno es que hay vacuna pero también hay que conocerla

Compartir

Por Jorge Castro
Pediatra infectólogo

 

¿Es como una gripa?
La influenza es una infección viral que ataca las vías respiratorias superiores e inferiores. Es causada por el Virus de la Influenza, es extremadamente contagiosa y se manifiesta repentinamente. Este virus puede causar una enfermedad leve o grave y en ocasiones puede llevar a la muerte.

La temporada de influenza abarca de octubre a mayo, pero es posible contraer esta enfermedad también a principios de otoño y primavera. La presencia de influenza aumenta durante los meses de diciembre, enero y febrero.

Existen tres tipos del virus de influenza: A, B y C. El virus de influenza tipo A incluye tres subtipos: H1N1, H2N2 y H3N3. Los virus tipo A y B han sido los causantes de epidemias graves que se esparcen en las temporadas de invierno. Y el virus de influenza tipo C causa infecciones respiratorias no tan contagiosas ni peligrosas como los otros dos anteriores.

¿Cómo funciona la vacuna contra la influenza?
Hace que los anticuerpos se desarrollen en el cuerpo aproximadamente dos semanas después de la vacunación y de esta manera nos brinda protección. Esta nos protege contra los virus de influenza que según las investigaciones, serán lo más comunes de la próxima temporada.

Hay que tener presente que el virus más común de esta temporada no será le mismo que el año próximo. Esto se debe a que la influenza evoluciona y cambia cada vez. Es por eso que se requiere una nueva vacuna cada año y tienes que estarte vacunando. La mayoría de las vacunas contra la influenza dan protección contra cuatro virus diferentes de la influenza (“tetravalente”); un virus de influenza A (H1N1), un virus de influenza A (H3N2) y dos virus de influenza B. También hay algunas vacunas contra la influenza que brindan protección contra tres virus diferentes de la influenza (“trivalente”); un virus de influenza A (H1N1), un virus de influenza A (H3N2) y un virus de influenza B.

Dime qué sientes
El inicio de los síntomas puede ocurrir rápidamente y sin previo aviso. Es común sentirse en excelentes condiciones un día y sentirse fatal al día siguiente debido a la presencia del virus. En algunos casos, los síntomas de la influenza comienza tan pronto como un día posterior de ser expuesto al virus. En otros casos, las personas infectadas no presentan síntomas hasta cuatro días después.

Algunos síntomas son:

  • fiebre
  • escalofríos
  • tos seca
  • dolor de garganta
  • secreción o congestión nasal
  • dolores musculares o corporales
  • dolores de cabeza
  • fatiga (cansancio)
  • algunas personas pueden tener vómitos y diarrea, aunque esto es más común en niños que en adultos

*Es importante aclarar que no todas las personas con influenza tendrán fiebre

¿Cuál es el tratamiento?
Los medicamentos antivirales pueden ser una opción de tratamiento pero si tienes síntomas, lo más importante es consultar a tu médico de inmediato. Sobre todo si eres parte del grupo de alto riesgo, que incluye a niños pequeños, adultos de 65 años y más, mujeres embarazadas y personas con ciertas afecciones médicas, como asma, diabetes y enfermedad cardíaca. Los antivirales, cuando son utilizados como parte de un tratamiento pueden aliviar los síntomas y acortar la duración de la enfermedad, además de prevenir complicaciones graves como neumonías que te lleven al hospital.

¡Vacúnate, vacúnate, vacúnate!
La influenza es una enfermedad potencialmente grave que puede llevarte al hospital y en ciertas ocasiones, si se complica mucho, puede que no la libres. Cada temporada de influenza es diferente y la infección por el virus puede afectar a las personas de distintas maneras. La vacuna anual contra la influenza estacional es la mejor forma de protegernos y está demostrado que la vacunación tiene muchos beneficios como reducir el riesgo de enfermedad, hospitalizaciones e incluso el riesgo de muertes pediátricas. La vacuna contra la influenza estacional es completamente efectiva, peeero puede tardar hasta dos semanas en dar protección. Para obtener la máxima defensa, es importante que la vacuna se coloque antes de que comience la temporada de influenza, pero siempre estás a tiempo. Los efectos secundarios son muy leves y desaparecen de uno a cinco días después. Algunos de los más comunes son:

  • Dolores de cabeza
  • fiebre
  • dolor de cuerpo
  • náuseas
  • dolor e inflamación en el lugar donde se colocó la vacuna

No hay de qué preocuparse
Una de las percepciones más erróneas acercad de la vacuna contra la influenza es que se puede contraer el virus si se aplica. Pero la vacuna contiene niveles mínimos del virus, por lo tanto, no puede causar infección; por el contrario, la vacuna contra la influenza fomenta el desarrollo de anticuerpos que protegen al cuerpo de la infección. Ni para niños ni adultos mayores existe riesgo de que se complique la enfermedad por vacunarse.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 4.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta