Respira y come de forma correcta

Así es como debes comer y respirar para que todo tu organismo funcione de forma correcta.

Compartir

¿Realmente pones atención cuando comes y respiras? Son funciones que hacemos de manera automática que si les dedicamos un poco de nuestra atención podemos hacer cambios muy benéficos en nuestra rutina diaria.

No necesitamos sentarnos a pensar en cómo respirar o si estamos haciéndolo de manera correcta pero si lo hacemos consciente puede darnos muchos beneficios como evitar actuar impulsivamente o llevarnos a un momento de relajación profunda que no solo evitará que tomemos malas decisiones, también nos ayudará a dormir y descansar mejor.

¿Cuándo dedicarte unos minutos a sentir tu respiración?
Ese momento del día en donde te sientes más estresado, cuando alguien te hizo enojar y cuando estás acostado en tu cama listo para dormir, dedícate unos minutos a cerrar los ojos y realmente sentir como tus pulmones se llenan de aire y como al exhalar tu cuerpo se relaja completamente, muchas personas creen que “poner la mente en blanco” es imposible pero te aseguro que si te dedicas tres momentos del día a solo sentir tu respiración de manera consciente, tu mente y cuerpo se relajará completamente y regresarás a tus actividades con más claridad en tus pensamientos haciendo tus horas laborales y de sueño más placenteras.

Antes de empezar a disfrutar de tu hora de comida también es importante que dediques al menos cinco minutos a concentrarte en tu respiración, esto ayudará a que tu mente se libere de esa larga lista de pendientes, liberar la tensión que puedas estar acumulando en tu estómago y así evitar que te sientas inflamado después de comer.

Esta incomodidad se ha vuelto tan común como la gripa y en muchos casos se puede mejorar poniendo atención a nuestro entorno y la manera como comemos, aquí algunas recomendaciones para que tu hora de comida sea más placentera y ayudes a tu cuerpo y digerir mejor tus alimentos:

Come siempre sentado y en un entorno tranquilo
Comer de prisa, mientras estás trabajando o escuchar ruidos estridentes mientras comes seguramente harán que te sientas inflamado o con el estómago irritado. Trata al menos de darte 30 minutos para comer y dedícalos exclusivamente a eso, deja a un lado las revistas, el periódico y sobretodo el celular, ¡disfruta tu comida!

Cómo empezar a comer sano

Evita comer si estás estresado o nervioso
Cuando tu sistema nervioso está alterado se incrementa la producción de ácido en tu estómago lo cual puede no favorecer tu digestión, además de que bajo estos estados de ánimo siempre se tiende a comer demás.

Dedícate unos minutos a respirar, a restablecer tu ritmo cardiaco y entonces siéntate a comer.

Come a un ritmo moderado
Mastica lentamente casi al punto de sentir los alimentos completamente deshechos en tu boca, esto no solo hará que disfrutes más tus comidas también que tu cuerpo los digiere mejor y comas lo que realmente debes, comer rápido hace que la sensación de saciedad tarde más en sentirse por lo tanto es muy probable que termines comiendo demás.

¡Acaba con los antojos!

Trata de tener conversaciones placenteras a la hora de la comida, evita platicar sobre temas emocionalmente sensibles o hablar mientras masticas.

Cada vez el mundo se mueve más rápido y el tiempo se pasa volando, aprovecha de manera inteligente siendo consciente y estando presente en cada actividad que realices.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (15 votes, average: 4.53 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta