¿Por qué se te olvida todo?

El típico "lo tengo en la punta de la lengua" a todos nos ha pasado. ¿Cómo le hacemos para remediarlo?

Compartir

Por: Feggy Ostrosky

 

Seguro te ha pasado que tu jefe te ha presentado 80 veces a su esposa y en la posada godínez se te va por completo su nombre. ¡Qué horror!, sientes que lo teienes en la punta de la lengua pero nomás no cae de tu cerebro. O quieres presumir tus “amplios saberes cinematográficos” y, a la mera hora, cero te acuerdas de cómo sellamaba la pelíucla. O qué tal de horrible cuando a la mitad de una plática importante se te olvida una palbra clave. Lo peor es que horas, o días después, como por arte de magia lo recuerdas. Si te salva la campana y te acuerdas a tiempo, dale las gracias a tu cerebro.

Este sentimiento es universal; la sensación horrible de “saber que sabes” pero no acordarte le pasa a todos, es normal porque nuestro cerebro recibe todos los días, a todas horas, millones de impresiones, unas momentáneas y otras para toda la vida. A eso lo llamamos memoria y todo el tiempo se satura por estímulos visuales, auditivos y táctiles, pero obvio no podemos retener todo eso, necesitamos filtrar, hacer una selección. Pero cuando el cerebro hace esa limpieza a veces se traba y hay cosas que es necesario olvidar para guardar las importantes.

 

¿Qué tipo de olvido tienes? 

Esto de olvidar cosas que sabemos pasa cuando nuestro cerebro está grabando la información pero algo lo traba y ya no hay manera de acordarnos. ¿Cuál te pasa más?

Distracción
Hay muchas cosas que haces mecánicamente; esto es necesario porque dejas espacio para esa información que tu cerebro considera más importante. Cuando estamos muy estresados, nos distraemos y no registramos lo que hacemos, es entonces cuando dejamos las llaves quién sabe dónde o manejamos directo a la casa cuando íbamos a otro lado. Los multitaskers son las principales víctimas de este tipo de olvido.

 

Bloqueo
Se siente como cuando quieres estornudar y no puedes; quieres decirle a alguien cómo se llama esa canción que has oído mil veces pero nomás no hay forma. Se bloquean los nombres o separamos las caras de los nombres.

 

No es tan importante
Para que algo quede registrado en tu memoria, tiene que traer información relevante o tener vínculos afectivos o trascendentales que le merezcan un espacio en las cajitas de la memoria a largo y corto plazo.

 

Temporal
Tu cabeza es como un disco duro: cada cierto tiempo hace un backup y se deshace de lo que no necesita. A medida que el tiempo pasa recuerdas menos porque solo se queda con lo que es indispensable; entre más años, más selectiva se vuelve.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta