Lo que nadie te dice de tener cáncer de mama

No es nada fácil pasar por un cáncer de mamá, checa esto si tú lo tuviste o conoces a alguien

Compartir

Por: Candice Roterman

NO IMPORTA CUÁNDO
Vemos el cáncer como algo tan lejano que nunca pensamos que nos pueda dar. A mí me pasó a los 32 años, en un momento muy saludable de mi vida, en el que hacía mucho ejercicio y estaba muy contenta.

EN EL FONDO SABES
Ir al doctor a que te chequen da mucho miedo, pero siempre esperas un “no es nada”. A mí me dieron esa respuesta después de una mastografía, pero yo sabía que había algo. Después de un ultrasonido, me operaron de emergencia y cuando sacaron el tumor era maligno y triple negativo (el más agresivo).

A SOLTAR
A partir del momento en el que sabes que tienes cáncer tienes que decidir muchas cosas, incluyendo algunas de las que dependen tu vida y tu futuro. Desde ese momento tienes que empezar a desprenderte de cosas, desde tu salud hasta tu pelo y tus planes. Aquí es donde entran dos cosas: tu fe y tu red de apoyo.

NO SE PUEDE SOLO
Una parte de ti, claro que es un superhéroe. Estás luchando por tu vida y eso es en lo que te tienes que enfocar, punto. Lo más importante es pedir ayuda y ser muy claro con lo que necesitas. Muchas personas reaccionan muy mal a tu noticia y hay saber alejarlas hasta que encuentren la fuerza para ayudarte.

NO TE DICEN TODO, PERO NO TODO APLICA
Comparado con todos los escenarios posibles, la información es poca. Los doctores te van avisando de ciertos síntomas que puedes presentar, pero no todos te lo dicen tal cual como son o como te van a pasar a ti. Cada persona es diferente y todas las reacciones son distintas. Por ejemplo, a mí en la quimio se me antojaban puras cosas (sí, en la quimio tienes antojos) que en mi vida diaria nunca me llamaron la atención, como todo lo dulce, ácido y frío o hasta cerveza, que no me encanta.

ERES LA MIL CUATES
Resulta que la gran mayoría de las veces, queremos “estar presentes” en la tragedia de alguien más, aunque no seamos cercanos. Entiendo que es lo socialmente correcto. El problema con esto es que cuando estás viviendo algo así, lo último que quieres es socializar, platicar y fingir. Es como recibir gente en tu casa cuando te sientes mal, ¡no hay manera! También sé que mucha gente lo hace desde el cariño, pero creo que hacerse presentes mandando un mensajito (en privado, no en redes sociales) de vez en cuando y estando pendiente, está padre, pero no quieran echarse un café o hablar dos horas sobre la enfermedad.

TODO PASA
Ya te dio cáncer e inevitablemente es algo que define tu vida, pero no dejé que me definiera a mí como persona, Yo nunca me hice la pregunta de por qué a mí. Me sirvió mucho tomarlo como todas las demás batallas de la vida, pequeñas o grandes. Dije, “me llegó esto, lo voy a enfrentar y lo voy a vencer. Next”.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta