Hábitos de salud que te urge cambiar

Nathaly Marcus, Patricia González, Mercedes D'Acosta, María Elisa González Rentería, Reyes Haro y Gerardo Castorena te dicen lo que te urge cambiar para mejorar tu salud

Compartir

1. Si no puedes vivir sin siestas, que sean de 30 minutos o menos, pero mejor deja el sueño para la noche. -RH

2. ¡Deja de sentarte en la cama! No importa la razón por la que lo hagas, la cama es una superficie no firme que te pone en una mala posición, afectando especialmente la espalda, sacro y pelvis. -MD

3. Acostúmbrate a ir al doctor. Ya sabemos que “es bien caro” o “no tienes tiempo”, pero siempre es mucho mejor que automedicarte o dejar que se te pase la enfermedad. Si de plano no tienes tiempo, piensa en la medicina a distancia como una alternativa, es mejor que nada, en serio. -MEGR

4. Prepara tus platillos como Dios manda. Lo mejor son los platillos asados, al horno, al vapor o hervidos y evita los platillos capeados y fritos. Cuida los aderezos y salsas que utilizas, si puedes prepáralos en casa. -NM y PG

5. Chécate, chécate, chécate. La autoexploración es clave y también gratis. No se trata de vivir nervioso, solo de conocer perfecto tu cuerpo por si llegara a haber algo nuevo. También conoce tus antecedentes familiares, de esto va a depender cuándo te debas de empezar a hacer estudios al menos, una vez al año. Pero haz un plan. -GC

6. Deja de tener la despensa vacía, mejor llénala de opciones saludables: frutas y verduras de todos los colores, proteínas vegetales o animales, granos enteros y grasas saludables como el aguacate. -NM y PG

7. Sentarte sin respaldo es malo porque cuando no recargas la espalda, los músculos van a tensarse para suplir la falta de soporte y por eso los músculos de la espalda se recargan. Está en tus manos que se tensan o relajen durante el día. -MD

8. Elimina lo que te está intoxicando, porque si agregas cosas saludables a tu alimentación, pero no eliminas lo que te intoxica, entonces no estás eliminando el problema de raíz. Estos son tus cuatro enemigos mayores: sal, azúcar, harinas refinadas y grasas saturadas. -NM y PG

9. Automedicarte y, peor aún, después de hacer ejercicio. Por más trillado que suene, el automedicarse puede tener consecuencias importantes, no hay medicamento inofensivo y cuando tomas medicinas sin indicación y haces ejercicio, aumentas el riesgo de lesiones. Soluciona le problema y no vivas creyendo que porque el medicamento “desaparece” los síntomas, estás mejor.

10. Integra sí o sí estos alimentos anti-cáncer en tu dieta: brócoli, alga espirulina, verduras verdes (entre más verdes mejor), amaranto, frutos rojos (entre más oscuros más antioxidantes), sandía, nopal, ajo y frijoles. -GC

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 4.83 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta