#Challengemoi: actívate aunque estés en casa con estos pasos

Alterna estos consejos durante el día en tu agenda, especialmente entre las horas que no te vas a mover para que tu cuerpo empiece a activarse

Compartir

1. Si tienes cuenta pasos, ¡úsalo! TE va a sorprender lo poco que te mueves estando en tu casa. Ponte una meta para ir aumentando el número a mínimo 5mil pasos.

2. Planea los horarios de tu día con horarios para que veas los “tiempos muertos” y los uses para activarte, tener una rutina definitivamente va a ayudar a que el sedentarismo no tenga consecuencias a largo plazo.

3. Mientras más parado, por ejemplo lavando platos o bañándote, puedes columpiarte sobre las puntas y talones una y otra vez, esto activa las pantorrillas (gemelos) y los músculos tibiales y ayuda al retorno venoso.

4. Si te es posible, por lo menos en 2 horas de tu día siéntate a hacer tus actividades sobre una pelota de pilates, esta va a hacer que te estés activando sin pensarlo. Si no tienes una disponible, alterna por lo menos entre tres sillas o sillones subiendo los pies apoyados sobre un banquito, haciendo que queden las rodillas más flexionadas, esto fomenta el movimiento incidental.

5. Camina en tu casa, aunque suene aburrido, puedes hacerlo escuchando un podcast o música, o hasta aprovechar para alzar la ropa de la lavadora. Aunque no le encuentres el gusto, esto activa el sistema circulatorio, cardiorespiratorio, sistema nervioso, linfático, inmunológico y digestivo.

6. Mientras estés sentado, aprieta y relaja las pompas, 5 veces las 2 simultáneamente y luego alterna, esto activa especialmente el glúteo medio, que es uno de los encargados de estabilizar la parte de cadera y pelvis.

7. Al final del día acuéstate con los pies en alto, recargados en la pared para mejorar tu circulación.

8. Intenta bailar por lo menos 5 canciones al día y si no te gusta, camina esos 15 o 20 minutos.

9. Si tienes escaleras, puedes subirlas y bajarlas un par de veces, todas o un solo escalón; si no, usa un banquito. Hazlo por unos diez minutos.

10. Recarga las manos sobre la pared y haz 3 seres de 20 lagartijas y 3 series de 30 segundos en plancha sobre antebrazos, no hay mayor riesgo de lesión y es la mejor forma de empezar a hacer ejercicios funcionales. Cuando lleves al menos una semana, puedes irte inclinando más para aumentar la resistencia, hasta lograr hacerlo en posición horizontal.

11. Haz un escritorio dinámico, pon al lado de tu escritorio un burro de planchar o si tienes barra en la cocina, úsala, así puedes alternar cada 30 minutos tu estación de trabajo.

12. Limita tu tiempo en la cama y por ningún motivo trabajes ahí, aumentas los riesgos de lesión.

A veces no hay que pensarlo tanto, simplemente es lo que te toca hacer por ti y para ti. Si estás trabajando tiempos extras y no te puedes sentar, intenta las actividades parado, van a relajar la tensión muscular que sientes y no olvides usar un zapato cómodo con más altura atrás, nunca plano. Y si ya tienes mucho dolor, ve a que alguien te revise. Recuerda que ningún dolor es normral y lo más importante es no dejar que empeore tu caso.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta