4 datos fitness que debes saber… ¡YA!

Todo esto es lo que pasa en tu cuerpo cuando haces ejercicio, así que si necesitabas más razones para decidirte a entrenar de una vez por todaaas ¡échale un ojo a esto!

Compartir

Que si los edulcorantes artificiales engordan más; que si el café es lo mejor para tener más energía para cerrar el día o si el ejercicio da más hambre y ¡engorda..! 

Entre tanta información, nos perdemos y por eso, te traigo esta nueva sección en la que presentaremos datos reales basados en evidencia científica, alrededor del Fitness: nutrición, ejercicio y mente sana; para que te atrevas a repensar lo que ya pensabas del Fitness Lifestyle ¿Me dices si te gusta en @keifitmx 

  1. El ejercicio te ayuda a comer menos.

El ejercicio extenuante o vigoroso (HIIT, HICT o entrenamientos de velocidad) reduce las ganas de comer mucho más, que entrenamientos a intensidad moderada (trote, caminata, zumba), según estudios.

Los entrenamientos de corta duración, con intervalos cortos de esfuerzo o intensos de 4 a 7 minutos continuos, mejoran la capacidad aeróbica y algunos marcadores de salud como sensibilidad a la insulina, y presión arterial, más efectivamente que sesiones largas de ejercicio a intensidad moderada.

Se hizo un estudio entre personas con sobrepeso pero buena salud de entre 20 y 30 años, para entrenar a varias intensidades: 

Las personas que entrenaron en intervalos extenuantes de 15 segundos de esfuerzo por 15, de descanso, mostraron:

Niveles más bajos de grelina, que es la hormona que estimula el apetito. Niveles elevados de lactato y de azúcar en sangre.

Una combinación que baja las ganas de comer, y que se presentan más con este tipo de entrenamiento, que con otros.

  1. Ejercicio o cafeína ¿Cuál es mejor para luchar contra la fatiga?

El café en dosis de entre 30 y 300 miligramos, mejora: 

  • La atención
  • Estado de alerta
  • Tiempo de reacción 
  • Estado de ánimo (especialmente cuando estás cansado)

Una taza de café (expresso) tiene entre 80 y 100 miligramos de cafeína. 

El ejercicio te da el mismo efecto. De hecho, poco tiempo de ejercicio cardiovascular te despierta, acelera los procesos mentales y mejora la memoria y capacidad de recordar y aprender, a pesar de tu nivel fitness o de fatiga. 

Se hizo un estudio para comparar el efecto tanto del café como del ejercicio en personas con problemas para dormir; y se encontró que 10 minutos de escaladora subieron los niveles de energía más que una dosis moderada de cafeína (50mg); sin generar la ansiedad que en algunos causa el café. 

¿Y en salud general?

La cafeína en una ingesta moderada: 

  • Reduce el riesgo de diabetes tipo 2
  • Regula la presión arterial, pero podría aumentar los niveles de colesterol
  • Puede proteger de ciertos tipos de demencia y cáncer pero se asocia a pérdida de densidad ósea y de artritis reumatoide

El ejercicio ayuda a todo lo anterior, además de:

  • Reduce niveles de colesterol
  • Aumenta la densidad ósea (ejercicio de fuerza) 
  • Ayuda en problemas en articulaciones
  • Beneficia a pacientes mayores, así como en quienes presentan riesgo de demencia
  1. Edulcorantes y grasa corporal

En un estudio hecho en la Universidad George Washington en Washington, DC (EEUU) se analizó el efecto de la sucralosa, edulcorante artificial cero calorías, hasta 650 veces más dulce que el azúcar, en las células madre derivadas del tejido graso humano, así como en muestras de grasa abdominal.

Sabyasachi Sen, líder el estudio, confirmó que los edulcorantes promueven la DISFUNCIÓN METABÓLICA. Las células madre mostraron un aumento en la expresión de genes indicadores de la producción de grasa y la inflamación. Y esto es más fuerte en personas obesas.

Por ejemplo, los adultos que consumieron edulcorantes, mostraron:

  • Aumento en el transporte de glucosa en las células, lo cual causa inflamación celular causante de diabetes, obesidad, envejecimiento prematuro, entre otras enfermedades crónico-degenerativas
  • Expresión excesiva de genes asociados a la producción de grasa
  • Expresión excesiva de los receptores de sabor dulce. Lo que provoca que aunque el alimento no tenga calorías, el cerebro -al percibir el sabor dulce comienza a liberar insulina 

Es decir, a pesar de que el edulcorante efectivamente “no engorda” ni tiene calorías, metabólicamente causa aumento en la producción de grasa. Y todos los efectos fueron más fuertes en personas obesas.

  1. Ejercicio y sobriedad

En la etapa que estamos viviendo, se dice que el consumo de bebidas alcohólicas ha aumentado, así que ahora que ya estamos retomando la vida real (aunque sea nueva normalidad, ya es normalidad) es momento de bajarle al vinito e invertirle al ejercicio ¿ok?

El ejercicio ayuda a mantenerte sobrio, no solo por cambiar un hábito nocivo por otro positivo; sino por la disciplina mental que da el integrar el ejercicio a tu estilo de vida.

Y como mencioné antes, entrenar beneficia positivamente el estado emocional y manejo del estrés, ya que regula el cortisol, de acuerdo con información del departamento de psicología de la universidad de Saint Louis en Missouri.

Además el ejercicio cardiovascular afecta positivamente los niveles de dopamina (hormona de la felicidad), de forma similar que lo hacen las drogas. Y mejor aún, se da un efecto de NEUROGÉNESIS en el cerebro, es decir, ayuda a que se formen nuevas células cerebrales gracias a la producción de un compuesto llamado Factor Neurotrópico derivado del cerebro BDNF. Y estas neuronas emergentes, ayudan a tomar mejores decisiones asociadas al abuso de sustancias.

Ahora tienes más información para mejorar tu estado fitness y ¡Retomar el ejercicio para armarte con una vida más saludable en esta Nueva Normalidad! 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 3.50 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Fitness Lifestyle Coach. Tiene un diplomado en entrenamiento para la estética corporal y otro en nutrición deportiva.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta