Lo que no soporto de maquillar a Martha Debayle

Después de 20 años de amistad, Martha Debayle es de las personas que más valoro tener en mi vida. Nos conocemos a la perfección. Con solo voltearnos a ver nos podemos decir LO QUE SEA, jajajaja, peeero no todo es miel sobre hojuelas

Compartir

Por: Vicente Montoya

LA CONFIANZA APESTA: Conforme vas conociendo a un amigo, te vas dando cuenta de qué le gusta, qué le queda, qué le cae bien y qué no, ¿correcto? Por eso es entendible que Martha te pida tu opinión… así sea la 1 a. m. y estés dormido. El problema es que: a) cuando TÚ, que dominas sus gustos le dices qué hacer, acaba haciendo lo que quiere y b) cuando algún “amiguito pasajero” le dice qué hacer, ¡A ELLOS SÍ LES HACE CASO! Y los de casa acabamos pagando los platos rotos.

CARGAS CON CASI TODO: Es muy halagador cuando Martha confía en ti, porque quiere decir que algo tendrás de talento y buen gusto, el tema es que entonces te vuelves encargado de ¡TODO! Aunque no tengas expertise en iluminación, música, moda, comida, tienes que hacerte corresponsable de cualquier cosa que suceda. Que es la mejor escuela, cien por ciento y que por eso acabas rendido en los shoots, diez mil por ciento.

NO SE ESTÁ: Con Martha no te vas a aburrir jamás. Siempre trae la energía arriba, muy por encima de todos los que también nos desmañanamos a las 6 am. El problema es tratar de maquillar a alguien que todo el tiempo está o bailando, o tomando té, o carcajeándose.

LA COMEDERA: Le faaascina la comida chatarra, pero en realidad come como pajarito la señora, entonces uno acaba cediendo a pedir McDonald’s, pizza, bowls de açaí, club sándwich en vez de ensaladita y pechuga de pollo. Solo que de diez pizzas que pide, solo se come una rebanada y generalmente Natalie y yo nos acabamos comiendo todo lo demás. Eso sí, ella se comerá solo un taco, pero donde TÚ no comas…

PA’L SHOPPING: Nada le fascina más que ir de compras, pero cuando su paciencia se agota, porque ella ya acabó, te quedan como doce minutos para escoger de volaaada lo que tú te quieras comprar y se vive un estrés…

ONE CHANCE MARTHA: Martha es como la Reina de Corazones de Alicia en el País de las Maravillas, con una vez que la decepciones, difícilmente hay vuelta atrás. Es tan perfeccionista, hasta con ella misma, que no hay margen de error, sobre todo en la primera impresión. Así que mi consejo: do not fuck it up.

Aunque me quejo y me río de todo esto, la realidad es que somos MUY parecidos. Y eso sí, Martha es la persona más noble, desprendida, perseverante (no se rinde ante nada), resiliente y creativa que conozco. Le he aprendido y la quiero de aquí al infinito.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (68 votes, average: 4.32 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta