La casa chica: ¿por qué eres la otra?

Ser "la otra" no es nada fácil, te explicamos el costo de ser la otra.

Compartir

En general se tiende a satanizar a la mujer calificándola de inmoral, pecadora, roba maridos, destruye hogares, degenerada o hasta prostituta. La realidad no es tan simple y estos adjetivos suelen venir más del prejuicio, la ignorancia y no pocas veces del enojo de una esposa engañada.

Razones para tener una amante
Te decimos los seis factores que influyen para que una mujer soltera llegue a tener una relación con un hombre casado:

1. Los hombres casados muestran más interés en las mujeres que los solteros. Las mujeres solteras muestran más interés en los hombres que las casadas.

  • Tienden a coquetear más (consciente o inconscientemente) hombres casados con mujeres solteras.

2. Los hombres casados experimentan más interés hacia mujeres en función de su atractivo físico y no de las demás cualidades que pueda tener.

  • Con que parezca bonita es suficiente, porque esta atracción es puramente biológica con fines reproductivos y no de formar una pareja.
Cómo enfrentar el cuerno

3. Algunas mujeres, más que los hombres, experimentan lo que se conoce como “Selección de pareja no-independiente”; basarán su elección de pareja en hombres que han sido previamente elegidos por otras mujeres.

  • Incluso son más atractivos si aún están con esa mujer que los eligió porque además es menos probable que sea elegido si se percibe que ha sido rechazado por otra mujer.

4. Si su esposa es atractiva, él será más atractivo para otras mujeres.

  • Si la mujer en cuestión conoce a la esposa del sujeto (porque es su amiga, su vecina o la secretaría de él y al menos la ha visto en foto) y ella le parece bonita, despertará más su interés hacia él.
Las mujeres también son infieles

5. Porque a ella le parece más atractivo un hombre casado que uno soltero.

  • Se hizo un experimento donde a un grupo de hombres y mujeres (casados y solteros) se les mostró una foto de alguien del sexo opuesto, para que dijeran qué tanto interés romántico les despertaba. A unos se les dijo que la persona era casada y a otros que soltera.

El resultado fue que:

  • A hombres y mujeres casados, al igual que a los hombres solteros, no les hizo diferencia saber que la persona de la foto era casada o soltera para demostrar más o menos interés.
  • Para las mujeres solteras la diferencia fue notoria; 59% de las mujeres dijeron sentirse atraídas al saber que el hombre era soltero, pero hasta 90% de ellas experimentaron esa atracción cuando se les dijo que era casado.

6. Porque la mujer confunde la atracción y los rituales de seducción que ejecuta un hombre con el amor.

  • “Si me busca, me habla tan bonito y es tan atento es porque me ama”.
  • Los actos de seducción no son actos de amor, son actos de persuasión para obtener algo que se desea.

Estas son las cosecuencias de ser la otra

¿Cuál eres tú cuando eres “la otra”?

  • A la que le prometen todo. Igual no le crees mucho, pero como te lo promete tanto, tienes la esperanza de que pueda ser verdad.
  • A la que no le prometen nada. A la que le piden “vivir el momento” y “no poner etiquetas a la relación”
  • A la que le piden todo. Comprensión, anonimato, paciencia, sacrificios, que esté disponible para cuando el señor pueda darse una escapada, consuelo, sexo, amor, apoyo emocional, etc.
  • A la que él le ha sido “muy honesto”. El que desde el principio te dejo en claro que no va a dejar a su familia, pero que tú eres una mujer “especial” y que quiere vivir contigo lo que surja. Seguro lo amas y admiras por haber sido un hombre “íntegro y honesto” ¿no?
  • La que no pide nada. La mártir que por amor todo lo da, sin esperar casi nada a cambio ( y que es justamente lo que obtiene).
  • La que lo espera todo (incluso un milagro). Y se queda esperando y esperando y esperando y…
  • La “inocente”. La que quiso creer “en el amor”, en que él era sincero cuando te decía que un día todo iba a cambiar y serían felices para siempre…

¿Qué hacer?

  • Toma una decisión. Déjalo o no (pero si no, ya no te quejes).
  • Haz un corte definitivo. Cero contacto o al menos cero interacción
  • No te aísles. Busca o recupera amigos o familia que te sean de ayuda.
  • No espíes. Especialmente redes sociales o Whatsapp
  • Cuídate del canto de las sirenas.- Prometerá cosas en su desesperación.
  • Evita la “amistad”. En realidad sólo te quiere tener cerca para convencerte.
  • Busca ayuda.- Profesional si sientes que recaes o no estás pudiendo.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (26 votes, average: 4.42 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta