¿Para qué sirve el alcanfor y cuáles son sus propiedades?

¿Has escuchado esta palabra de tu abuelita y no tienes ni idea de qué está hablando?

Compartir

El alcanfor tiene su origen en Asia, gracias al árbol del Borneo y se ha llevado a muchos países desde hace tiempo, gracias a sus múltiples propiedades medicinales.

Su presentación puede variar, lo encuentras en aceite, bálsamo o cremas, polvo y hasta en pastillas. Pero, ¿pa’ qué sirve?

Las abuelitas lo usaban como remedio para los resfriados o cuando se nos tapaba la nariz, pues gracias a su característico olor es bueno para descongestionar las vías respiratorias. Solo tienes que frotar unas gotitas de aceite de alcanfor con alguna crema sin olor en el pecho, ¡y listo!

También es bueno como insecticida, sobre todo ayuda a ahuyentar pequeños insectos y mosquitos. Busca una pastilla de alcanfor o humedece bolitas de algodón con su aceite y ponlas en algunas esquinas de tu cuarto.

Ahora que si quieres aliviar dolores musculares, también puede ser un gran aliado. Haz tu propio ungüento con aceite de sésamo calientito (en el microondas) y tritura algunos pedazos de alcanfor. Mezcla y aplica sobre la zona que en la que sientas dolor. Notarás una mejoría inmediata.

 

¿Qué otros usos conoces tú?

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (15 votes, average: 4.40 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta