Todo lo que debes saber sobre el nuevo etiquetado en alimentos

El nuevo etiquetado ha generado mucha polémica, ¿realmente va a funcionar o será solo un programa que va a quedar en el olvido?

Compartir

Esto fue integrado por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y otras dependencias de Salud. Está basada en la Norma Oficial Mexicana (NOM) 051 para el nuevo etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas.

El nuevo etiquetado tiene como objetivo que la población pueda conocer de una forma sencilla y rápida el contenido en los productos procesados y así determinar si es alto en azúcares, sodio, grasas saturadas o grasas trans, lo que representa riesgos para la salud en un consumo excesivo.

Constará de tres fases: la primera entra en vigor el primero de octubre. También se mencionará si contiene edulcorantes o cafeína ya que esto estos ingredientes están contraindicadados para niños, (deberá tener la leyenda de que no es recomendable) y  será clasificado por 100ml y 100gr.

La segunda etapa dirá ¡adiós a todas las animaciones! Todas las empresas tienen 5 años
(que es lo que dura el nuevo etiquetado) para cambiar a nuevos empaques. Las marcas están obligadas de dejar de hacer uso de personajes, animaciones y dibujos. De esta manera se busca evitar que se asocien las animaciones con productos “recomendados” para niños o más saludables, a partir del 1 de abril del 2021.

Esta iniciativa está basada en el modelo que se utiliza en Chile, se ha comprobado en diversos países que el nuevo etiquetado sí funciona,  pero es muy importante mencionar que tiene que venir de la mano de una correcta asesoría nutricional, de lo contrario solo será un programa más y no tendrá el impacto esperado.

¿En qué nos beneficia?  México tiene un gran problema de salud pública debido a la tasa tan alta de sobrepeso y obesidad, y esto se deriva de un alto consumo de azúcares simples, carbohidratos simples y exceso de sodio en conjunto con un estilo de vida sedentario. El nuevo etiquetado será muchísimo más claro, ya que el consumidor podrá saber si el producto es saludable o no.

La Secretaría de Salud será la encargada de especificar los parámetros de la nueva disposición. Independientemente de cualquier tipo de etiquetado octagonal que encontrarás de forma frontal,  todos los alimentos y bebidas procesados deberán tener una tabla nutrimental (ya se llamará declaración nutrimental) y deberá especificar cuál es el contenido total de kilocalorías, proteínas, hidratos de carbono (carbohidratos), azúcares, fibra, grasa trans, grasa saturada y sodio.

Las “Guías Diarias de Alimentación” o GDA son el etiquetado frontal que actualmente tenemos en México, también conocidas como pilas nutricionales, el problema con el etiquetado pasado GDA es que solo es comprensible para el 13% de la población y algunas veces no coinciden con la información nutrimental. Es por eso que esta iniciativa intenta darle más información al consumidor al momento de elegir.

No hay que satanizar los alimentos, simplemente aprendamos a elegir de forma correcta.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 3.63 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta