Desmentimos de una vez por todas a las dietas de moda

Que si el detox, el jugo de apio o mejor la hidroterapia de colon…

Compartir

¿A cuántas modas de estas te has subido? ¿Sentiste cambios? Nosotros tampoco! Así que de una vez por todas te decimos toda la verdat sobre las dietas de moda, por qué no son para todos y por qué muchas simplemente no funcionan!

Los famosos detox

Nos prometieron liberarnos de todos los metales pesados, conservadores y pesticidas, aquí entra desde el sirope, los días de puros jugos hasta los planes súper elaborados. La mayoría de estas dietas implica una restricción calórica extrema, como solo tomar líquido por días o hasta usar laxantes muy fuertes. La cosa es que decir que tu cuerpo está sucio y lleno de toxinas es falso, porque ya eres dueño del mejor sistema de desintoxicación natural: tu intestino grueso, tu hígado y tus riñones, ¡para eso están!

Un juguito de apio

A finales de 2018 todo el mundo juraba que el jugo de apio era mágico; fue tendencia en Instagram (#celeryjuice tuvo más de 50 mil publicaciones). Se supone que tiene beneficios como combatir el acné, la ansiedad, la depresión, la inflamación celular, la migraña y los problemas digestivos. Si bien tomar jugo de apio puede ser saludable, no hay evidencia científica que respalde estos supuestos beneficios. Como nos dijo nuestro oncólogo de cabecera, Gerardo Castorena: “Todas las verduras tienen excelentes propiedades, y seguramente empezar tu día con un jugo puro, fresco de cualquier verdura tendrá sus beneficios, pero mágico, no es”.

Las pesas solo son para fisicoculturistas

Las pesas son víctimas de mil mitos: que endurece la grasa, que te crece la espalda, que quedas como Hulk. A ver, el músculo y la grasa son tejidos totalmente distintos y resulta que cuando haces pesas fortaleces los músculos ¡que son el tejido que quema grasa! Es decir, entre más músculo tengas, más grasa quemas, que causa que vayas viendo resultados como firmeza y tono en tu cuerpo. Ahora, si entrenas con pesas pero no cuidas lo que comes y no haces cardio, vas a ganar músculo pero tu grasa corporal seguirá ahí, por eso puedes sentirte más pesado o verte un poco más ancho

Los hotworkouts

Entrenar intensamente en un salón a altas temperaturas se ha vuelto muy popular, y presume beneficios como mayor flexibilidad, mayor quema de calorías, pérdida de peso y eliminación de toxinas. Pero un entrenamiento así de intenso aumenta el riesgo de lesiones, puede cambiar la forma en que el corazón bombea (tiene que trabajar de más) y sudar de esa manera podría atrofiar la función de desintoxicación del hígado y los riñones. Además, es más probable que provoque agotamiento por calor, que incluye síntomas como náuseas, vómito, dolor de cabeza, debilidad y desmayos. Por si fuera poco, estudios e investigaciones han demostrado que una clase regular y un hot workout tienen prácticamente los mismos resultados.

Lavarte el colon

Tanto celebs como especialistas afirman que es una excelente manera de aplanar el vientre, reducir la hinchazón y eliminar toxinas. La realidad es, otra vez, que tu hígado y riñones eliminan naturalmente las toxinas y desechos del cuerpo; el colon en sí mismo es un órgano muy dinámico que hace su trabajo naturalmente. La hidroterapia no produce pérdida de peso real o duradera. Y agrégale que cuando la presión del agua es demasiado alta, este proceso puede causar una perforación en los intestinos o generar infecciones peligrosas.

Cardio en ayunas

El cardio en ayunas es uno de los más recientes temas en el mundo del fitness. La teoría es que, al realizarlo a primera hora de la mañana, en este “estado de ayuno”, quemarás más grasa que en otro horario. Suena increíble, pero ¿hay alguna evidencia que respalde esta teoría? No. Estudios han demostrado que el ejercicio muestra los mismos resultados de quema de calorías y grasa, sin importar la hora en que lo hagas. 

Carbón activado

Hemos escuchado a miles de personas hablar sobre los múltiples beneficios del carbón activado, que blanquea los dientes, que ayuda a la digestión, que ayuda a bajar de peso, peeero volvemos al mismo punto: depurar el organismo es algo que tu cuerpo YA HACE DE FORMA NATURAL. Sí es capaz de absorber las sustancias dañinas para el organismo y desecharlas, pero se lleva con él también diversos nutrientes y otros medicamentos, saca tanto lo bueno como lo malo, pero no bloquea la absorción de grasa ni la quema ni la elimina. Por lo que sus supuestos efectos para contrarrestar el colesterol y el poder adelgazante quedan totalmente descartados y, por si fuera poco, tomarlo de forma prolongada purga el intestino de todo lo bueno y lo malo. Sí, es verdad que blanquea los dientes, pero a la larga puede desgastar el esmalte o causar recesión de las encías y sensibilidad dental, así que vete por una pasta más completa.

Gluten free

La única condición por la que realmente vale la pena eliminar el gluten de tu vida es que seas celíaco. Pero, ¿por qué vemos a todo mundo posteando recetas gluten free? ¿Y en las tiendas anaqueles repletos de etiquetas que dicen “sin gluten”? ¡Por moda! La venta de estos productos se ha triplicado en los últimos cinco años, porque la gente cree que son más saludables y engordan menos. Pero la realidad es que no hay evidencia científica sobre ventajas nutricionales de dejar de comer gluten si no eres sensible, mucho se habla de perder peso, pero “sin gluten” NO significa bajo en azúcar, bajo en grasa, bajo en sodio ni ¡bajo en carbohidratos!

La dieta libre de gluten también puede aumentar los riesgos de deficiencias nutricionales, especialmente en vitaminas del complejo B, hierro y minerales. Es falso también que “entre menos gluten, menos malestar estomacal”, eso pasa solo con las personas que realmente son intolerantes a este ingrediente. 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 3.20 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta