¡Aprovecha tu aguinaldo al máximo!

Ya llegamos al mes del año más retador en cuanto a gastos, pero también al que nos llena de alegría porque nos cae dinero adicional a nuestros ingresos regulares: ¡El Aguinaldo!

Compartir

Por Sofía Macías*

Como a la mayoría se les va como agua y no falta el que todavía no lo recibe y ya lo debe, te preparamos una guía muy concisa sobre qué es el aguinaldo, cuánto debes recibir y cómo lo puedes administrar para que te rinda, disfrutes el fin de año y empieces con un colchón el 2020.

  1. Entérate de cuánto te toca. El aguinaldo es una prestación para todos los trabajadores –excepto los contratados por honorarios y no estén laborando permanentemente – equivalente a 15 días de su salario base (el sueldo sin prestaciones, vales,etc…), proporcional a los días que trabajaron en la empresa, y se descuentan las faltas por enfermedad o retardos ¡ouch! También es importante que tomes en cuenta que tu aguinaldo se puede reducir por impuestos. Si lo que te toca es mayor a 2,534.70 pesos, el excedente a esa cantidad paga impuesto sobre la renta.
  2. Planea qué hacer antes de recibirlo. Es típico que el día que cae el aguinaldo nos entra lo generosos y el síndrome de millonario por un día: aplicamos el “Yo invito” con los cuates de la oficina, nos compramos ropa para estrenar en los próximos brindis y posadas, o hasta nos metemos a la tienda de chucherías que ya sabemos que es nuestra perdición y ¡Adiós aguinaldo! La verdad es que el dinero nos quema en las manos. Si no quieres que te pase, lo ideal es que decidas cómo lo quieres gastar antes de que te lo paguen.

Por cierto, la fecha límite por Ley es el 19 de diciembre de cada año.

  1. Ahorra una parte. Sí, ya sabemos que suena agua-fiestas, pero si separas mínimo el 10% de tu aguinaldo no empezarás el 2020 en ceros, tendrás un guardadito para emergencias o incluso que sea la primera aportación a cualquier meta que tengas en el año: un viaje, un curso, tu casa… Lo más difícil de ahorrar es empezar, así que ¡aprovecha este dinero extra!
  2. Presupuesta tus gastos de fin de año. Revisa cuánto quieres destinarle a las cenas de Navidad y Fin de Año, a los regalos, las salidas, brindis y anexos compromisos sociales, si sales de viaje, decoración y hasta pago extra de la luz en el recibo de enero por la series y calefacción. Ver el total en una lista evitará que aceptes cuánto intercambio godín, posada de los amigos que hace 15 años no ves o regalo por compromiso a tíos odiosos que se te puedan atravesar.
  3. Avánzale a tus deudas. Si puedes liquídalas, y si no, dale un buen trancazo a aquella por la que pagues más intereses en pesos cada mes (ojo: no necesariamente es la de mayor tasa, revisa tus estados de cuenta). Si no tienes deudas de tarjetas de crédito una opción es dar adelantos a capital a tu crédito hipotecario.
  4. Empieza a invertir. Si ya te vas a tomar la molestia de ahorrar parte de tu aguinaldo ¿Por qué no te la tomas completa y lo pones a trabajar?

    Si es la primera vez que inviertes puedes empezar por algo de corto plazo y bajo riesgo como cetes, pagarés bancarios o un fondo de inversión de deuda.  Para que no te suene a chino y como andamos generosos por la Navidad te preparamos un ebook de regalo de básicos de las inversiones que puedes descargar en pequenocerdocapitalista.com/aguinaldo

Espero que estos consejos te ayuden a maximizar tu aguinaldo y disfrutar del fin de año… sin resaca financiera ¡Felices fiestas!

*Sofía Macías es autora de la Agenda de Retos Financieros 2020 y los libros de Pequeño Cerdo Capitalista. Síguela en Facebook y en Youtube para arreglar tu relajito financiero.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votes, average: 4.92 out of 5)
Loading...
Compartir