¿Cómo ser una buena madrastra?

La Jefa te da sus mejores consejos para lograr armonía en tu familia

Compartir

Yo creo que influye muchísimo el lugar y la posición que te dé tu pareja, Juan ya tenía tres hijos y yo tenía dos hijas. Mi papá nos dijo antes de casarnos: “Nunca dejen que los hijos sean un problema entre ustedes”, porque es un arte hacer que todo funcione en una familia reconstruida y ese consejo nos ha salvado.

Nuuuunca debes perder de vista que serás muy adorada para los niños, pero jamás vas a ser su mamá, su mamá es su mamá y su papá es su papá. Igual que a ti no te gustaría si estuvieras del otro lado, que la madrastra quiera ser mamá de tus hijos.

Otro: NO TE PUEDES TOMAR NADA PERSONAL, son situaciones complejas, si no te saludan, si te hacen caras, si no obedecen, si no siguen las reglas, ¡no es contra ti! Aun cuando va con dedicatoria para ti en realidad es algo meramente circunstancial. Y menos esperes de tus hijastros lo que no esperas ni de tus hijos, porque tus hijos no te dicen “Gracias ma, estuvo riquísima la comida”, o “Qué bárbara, gracias por todo el esfuerzo que haces”. Si tus hijos jamás te van a decir eso, entonces, ¿por qué esperarlo de tus hijastros? No puedes medir ni para bien, ni para mal a tus hijastros con la misma vara con que mides a tus hijos.

Hablando del tema de la educación, repito, TÚ NO ERES LA MAMÁ NI EL PAPÁ para educarlos ni formarlos, y aunque haya ciertas reglas en tu casa, hay que respetar cómo lo hace tu pareja, porque puedes estar en una relación con alguien que tuvo una educación muy diferente a la tuya. Juan es mucho más conservador que yo, yo soy más china libre de “no pasa nada, aquí todo mundo fluye, qué más da”. Soy mucho menos estricta que e´l y él ha tenido que entender que su estilo no es con el que yo crie a mis hijas y yo tengo que entender que para él es difícil que yo sea tan relajada en muchas cosas. Hay que respetar y aceptar esos estilos.

Por ejemplo, mis hijas agarran todo lo que existe en mi clóset, jamás son de “Oye ma, ¿me prestas esto?”, les vale, llegan y lo agarran. Hay familias en las que los hijos llegan a pedir permiso con 48 horas de anticipación, “Disculpa, ¿me podrías prestar esos lentes para mi comida del viernes?”, mis hijas agarran lo que quieren, porque así fui yo con mi mamá. Entonces Juan me dice, “Yo no entiendo ese sistema, me parece rarísimo que no te pidan prestada la maleta”. Pero son pequeñas estupideces, en donde uno tiene que ser inteligente para ceder. Para mí no es problema, Juan tiene una educación más rígida en eso y él ha tenido que respetar cómo funciono yo y o he tenido que respetar cómo funciona él, y las veces en donde nos estamos de acuerdo pues sabes qué… We agree to disagree

Ahora, no es a fuerza que tus hijos le caigan bien a ella o a él, deja que ellos se desenreden solos, que la relación fluya, deja que nazca de manera orgánica y natural, no fuerces ni a la pareja a amar a tus hijos, ni a tus hijos a que amen a tu pareja.

Yo les voy a dar consejo, ustedes como caballos, vayan hacia adelante enfocados en ser amorosos, en ser buenas personas, en hacer lo correcto para esos niños, porque con el tiempo todo se acomoda, confíen en eso. Ustedes haciendo lo correcto y que nadie les quite el foco de ser buenas personas, cariñosas.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (38 votes, average: 3.79 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
El sitio oficial de la locutora de radio y conductora de televisión. Fundadora de las revistas bbmundo y moi.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta