¿Cómo hablar de muerte con los niños?

No es fácil hablar de temas importantes con tus hijos, mucho menos cuando eso mismo que te preguntan ellos (¿a dónde te vas cuando mueres?) te lo sigues preguntando tú a tu tan avanzada edad

Compartir

Hay dos temas que los padres evitan hablar con sus hijos. Uno es el sexo y el otro es la muerte. Es más, si les dieran a escoger, probablemente preferirían hablar de sexualidad porque de eso saben un poquito más que de lo otro. Al menos lo han vivido.

Entonces, ¿qué se le dice? ¿hablamos de una utopía que ni conocemos? ¿o mejor decimos que no hay nada? Ni la una ni la otra. Lo mejor a la hora de hora de hablar de la muerte con un niño es tomar en cuenta estos tres aspectos esenciales:

1. HONESTIDAD: a un niño, tenga la edad que tenga, debemos de hablarle con la verdad. A su nivel, está claro, sin evadir la palabra muerte o fallecimiento, pero tampoco siendo fríos, crueles o bruscos. Debemos responder a todas sus preguntas con sinceridad; eso incluye decir “no sé, pero lo averiguo” cuando no conocemos alguna respuesta.

2. TRANQUILIDAD: con un pequeño lo importante no es qué le dices, sino cómo se lo dices. Si hablas desde el corazón, te va a entender perfecto. Pero si quieres racionalizarlo todo, explicarlo únicamente desde la lógica, el niño puede confundirse. Si le dices a un hijo que estás feliz de que su abuelo haya muerte (porque ya descansó, porque ya está en el cielo), pero él te ve llorar, no le checa el audio con el video. Se vale llorar, se vale estar tristes, pero no se vale pasarle nuestro desconsuelo a los niños, porque esto sí los angustia mucho.

3. CONGRUENCIA: si a ti te asusta algo, no creas que tu hijo, tus nietos o tus alumnos no lo van a notar. Habla de lo que piensas y piensa lo que hablas, porque l niño te va a pedir cuentas si no te siente congruente, o si dices una cosa y él te ve hacer otra. El ejemplo clásico es decirle “no llores” a un pequeño que te ve hacerlo todo el día.

PREMISA BÁSICA: si los niños detectan que les estás mintiendo u ocultando la verdad, difícilmente volverán a confiar en ti 

Decálogo del buen diálogo con un niño:

1. No trates de dulcificar el tema. Los niños de hoy no son como los de antes, a quienes todo se les explicaba con peras y manzanas, y con eso se quedaban tranquilos.

2. Míralos a los ojos cuando les hables; ponte a su nivel y no evadas su mirada cuando menciones la palabra muerte. No pasa nada si se te llenan los ojos de lágrimas, con eso les das permiso de expresar sus sentimientos también.

3. No los excluyas o sobreprotejas. Esto es una forma de agresión, porque juzgas que ellos no tienen lo que se necesita para salir adelante… Y es también un autogol, porque te tienen a ti, y con eso es suficiente para que vuelvan a estar bien.

4. Habla de la muerte como un proceso natural, no como la calaca o la mala suerte que vino a llevarse a alguien.

5. Pequeñas pérdidas los preparan para pérdidas mayores, así que no les evites dolores del crecimiento, como la muerte de su tortuga, la traición de un amigo o el distanciamiento de un primo.

6. No les digas cómo se deben sentir. Jamás debemos decirles “no es para tanto” o “por eso no se llora”. Valida y acompaña lo que sienten.

7. No debemos excluir a los niños de los rituales funerarios según nuestra tradición. Hay que explicarles cada uno de ellos, su significado y cómo alivian el corazón de los dolientes. Lo bueno de lo malo es darnos cuenta de con quién contamos.

8. Cuéntale a los niños del deceso lo antes posible y pregúntales si quieren ir al funeral, entierro o misa, aunque sea un ratito. Debemos acompañarlos todo el tiempo y protegerlos de manifestaciones de dolor descontroladas.

9. Dales la oportunidad de despedirse si alguien va a morir. Si no pudieron hacerlo, que hagan una carta o un dibujo como despedida simbólica. Es importantes que digan gracias, pidan perdón y perdonen a quien se va

10. Es muy importante para un niño/a saber que la muerte no es el fin absoluto. Todo depende de lo que crean los papás, pero es bueno que le platiques y le cuentes lo que tú crees y sientes.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 4.33 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta