Beneficios de la meditación para tu cerebro

Cuidar tu cerebro es tan importante como cuidar al resto de tu cuerpo y la meditación es de lo mejor que puedes hacer para tu materia gris

Compartir

Meditar reduce el volumen de la amígdala, donde viven algunas emociones negativas. Los principios básicos de la meditación son la autorregulación de las emociones y la atención plena. Estas técnicas deben de ser aprendidas, entrenadas y practicadas de la misma forma que lo hacemos con el ejercicio físico para poder ser exitosas. Usarlas repercute en un mejor funcionamiento de la microglía (las células que se encargan de nutrirlas y de barrer las moléculas de desecho de las neuronas), una liberación regulada y moderada de glutamato y, conforme pasan los meses y los años de practicarla, se notan diferencias en la degeneración de la corteza cerebral entre las personas que meditan y las que no.

Existen estudios que demuestran que la meditación reduce el volumen cerebral en la región de la amígdala, que es el área encargada de la respuesta primaria de huir o pelear activada por el miedo, algunas emociones negativas y el estrés. Eso significa que hay más espacio para el córtex prefrontal, que nos ayuda a concentrarnos y a tomar mejores decisiones. 

Aprovechemos para aclarar estos mitos

No es cierto que el ser humano solo use el 10% de su cerebro, nuestro cerebro funciona al 100% en las zonas que se usan para cada tarea.

No tenemos neuronas “en reposo” esperando a que se les llame para actuar, todas están funcionando y dependiendo de las acciones que más repitamos y que más usemos, se van diferenciando para cumplir mejor su trabajo

No nacemos con un número fijo de neuronas que se acaban, como cualquier otra célula de nuestro organismo, las células cerebrales tienen la capacidad de repararse, remodelarse y reproducirse de acuerdo con las necesidades de cada persona

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 4.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta