martha figueroa

El Factor Figueroa: Tres borregos

¿Alguien por aquí ha tenido un placer prohibido? Dicen que es precioso.

Compartir

No sé qué tan bueno sea hablar de sexo ahorita. O sea, tocar el tema de la carne en plena Semana Santa. Creo que también es pecado.
Pero acabo de leer un libro y traigo la idea fresca. Y queridos lectores, si no se los comparto al minuto ¿cuándo?. No solo porque no me gusta tener pendientes sino porque ya se me olvida todo (jajaja). Mi memoria corta es una desgracia, la larga es una joya.
Además, quiero hablar del libro porque ¡estoy hasta ‘aquí’ del caso Kate!
La autora se llama Mónica Salmón y la conocí por casualidad en la presentación de otro libro de la esposa de un amigo, que es amiga de una amiga suya. Literal, por casualidad.
Platicamos y resultó que ella también había escrito el libro “Debajo de mi piel” que me regaló y lo leí en dos días. Trata de la historia del cáncer de su mamá y me identifiqué porque era igualita a mi historia, no con mi madre –afortunadamente-, pero sí con una persona a la que quiero hasta el infinito y más allá.
A lo que iba, es que Mónica –que es una psicóloga inteligente y divertida- acaba de lanzar una novela erótica tremenda llamada “Que quede entre nosotros” ¡y también se parece a mi vida! No porque yo sea tremenda y erótica, sino porque trata del placer femenino y yo soy fan del sexo recreativo.
No pienso contarles el final, pero la protagonista está casada y conoce a un cuate casado que es un verdadero patán, pero es un seductor guapísimo y claro, ella cae, se enamora, se enredan y follan como conejos de criadero. Dicho en cristiano, rompe el mandamiento de “no desearás a la mujer/hombre de tu prójimo” y se convierten en amantes.
¿Alguien por aquí ha tenido un placer prohibido? (si fue ‘malsano’ cuenta el doble). Dicen que es precioso. Siempre y cuando no te cachen, claro.
Por ejemplo, recomiendan los expertos que aproveches un viaje largo y solitario para probar las mieles de la infidelidad con cuidado, sin culpas y ya regresas felíz. Juran que es por el bien de la pareja. Por favor, no lo intenten en éstas vacaciones –precisamente- porque o cuidas a los chamacos o buscas ‘novio’. Mejor otro día, con más calmita.
Yo el único largo y solitario que tuve fue a la India ¡y casi me cambian por tres borregos! Bueno, en realidad como el hombre hablaba en ‘hindi’ nunca entendí si se quería casar conmigo, violarme, hacer trueque por una vaca, destazarme para vender los órganos o todo junto.
“Que quede entre nosotros” es un libro que te divierte, te entristece, te excita, te hace enojar y luego lloras. Tiene páginas mega eróticas, pero con mensaje. No crean que el mensaje es ‘¡viva la infidelidad!’. El mensaje es ¡atrévete! Atreverse en la vida.
Tampoco se trata de aventar a las mujeres a los brazos de cualquiera. Por supuesto que no, no queremos crear un desorden.
El tema es vivir y darte permiso a tener el mejor sexo de tu vida esté donde esté. Y por favor mujeres no hagan caso cuando lean en las revistas que “comer un chocolate equivale a un orgasmo”. Eso seguro lo inventó un hombre para que no estemos dando lata. O Mr. Hershey para hacerse millonario.
Ok, ok. Si no quieren vivir una infidelidad como Dios manda, solo entréguense a la lectura.  Como decía la dedicatoria que me puso la escritora pelirroja: “la vida sin pasión es imposible vivirla”.
Estoy de acuerdo.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 4.67 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Periodista de espectáculos, conductora de televisión, autora del libro Calladita me veo más bonita. Conductora del segmento de espectáculos del programa Hoy en Televisa.

7 COMENTARIOS

  1. Me encanta leerte Martha, bueno empiezo a querer escribir mis notas y darles el chispazo Figueroa. En fin, que seguiré de cerca tus pasos, tranquila no te asustes sólo en cuestión fan-aprendiz de escritora. (yo, por supuesto). Bendiciones a las Marthas.

  2. Excelente. Escrita siempre con la honestidad de la Figueroa. Me encantó el consejo y habrá que seguirlo.

Dejar una respuesta