El Factor Figueroa: Sangre

Cuando una hermosa tarde de convivencia madre e hijo se convierte en drama.

Compartir

Hace unos días, se me ocurrió organizar una sesión de cine con mi hijo para estar juntos, comer palomitas, platicar, compartir, etc. El plan era precioso.

Pues allá vamos. Y justo cuando habíamos coincidido en gusto, tiempo y espacio (los dos somos fans de X-Men) nos dicen en la taquilla que no podemos entrar y nos echan la tarde de ensueño por la borda.

Resulta que “Logan” es clasificación “C” y Alex –como suele suceder- no traía identificación. La verdad es que me conocen de memoria en esa sala porque ahí me la paso, casi siempre sola, entonces le explico a la señorita “ay, él no trae identificación, pero aquí está la mía. Es mi hijo, viene conmigo –como diciéndole que yo me responsabilizo de la ‘criatura’- y no creas que tiene 18 y medio o así ¡tiene 22!”.

Ella, con esa tranquilidad contesta muy, pero muy, seria que “no, imposible. Si no demuestra legalmente que es mayor de edad no lo puedo dejar entrar”.

Y yo, “¿En serio? No es un ‘table’ ¡Venimos a ver a ‘Wolverine’!” Y ella, “no se puede”.

Deben saber que soy una persona encantadora, pero cuando me enojo soy insoportable.

Me di la media vuelta súper histérica y mi pobre hijo tuvo que soportar la larga letanía.
Ya sabrán…” pero si estamos en el cine, no estamos haciendo nada malo. No es como que quiero entrar con mi hijo de 8 años a una cantina. Por favor explícale a esa niña -que es más chica que tú- que vives en la Condesa y siempre hay asaltos y balaceras. Y que todas las noches vemos el noticiero que es más violento –¡y real!- que Logan. Mejor que nos cuiden de los políticos, no de una película. Si así fueran de exigentes para todo, otro gallo nos cantaría. Se les escapa Duarte pero ponen mucho rigor en clasificar las películas.Es que deveras, le estoy diciendo que yo vengo acompañándote y me tratan como delincuente ¡no puede seeeer!…” Todo eso.

Cuando llegamos a la casa por la identificación, yo seguía gritando por la ventana del coche “¡no olvides traer el INE, el pasaporte, el acta de nacimiento y tu cartilla de vacunación! Para que vean que eres un hombre sano, con defensas y anticuerpos suficientes para que no te afecte ver al mutante asesino, uy qué miedo…” Sí, como mujer madura loca.

Total que cuando regresamos al cine y mostramos toda la documentación (jajajaja) fue un momento de doble dignidad increíble. La boletera muy digna y yo más. Ya sé que estaba cumpliendo con su deber, pero me dio un coraje fuera de serie (ponle que la culpa fue de las hormonas).

Entre tanto trámite y diligencia llegamos a punto de empezar la película y yo todavía le alegaba a Alex “uf, qué suerte ¡no nos perdimos ni un minuto de violencia traumática! ¡Quiero ver sangre!”.

¡La vida es un sueño!

Debo confesar que cuando íbamos en el minuto 20 estuve a punto de salir y pedirle perdón de rodillas a la mujer que quería hacer respetar la ley y salvarnos de un trauma. ¡Santo Dios! La película es una carnicería que te mueres. Un sangrerío tal, que hace que las cintas de Tarantino parezcan hermosos cuentos de Disney. Por supuesto no se las voy a contar aquí, pero sale una niñita que lo menos que hace es cortarle la cabeza, un brazo y una pierna al que se le ponga enfrente.

Por supuesto, Alex y yo nos veíamos de reojo y nos agarraba la risa. Me preguntaba bajito “¿te está gustando Má? Y yo le susurraba, “¡sí, está increíble! ¿A ti?”

Pero bueno, soy tan rara que salí feliz y muy desestresada del cine. No sé, sentí que con tanta sangre, vísceras y cuerpos volando, cumplí mi cuota trágica y todo a mi alrededor será bueno. Ámen.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (113 votes, average: 4.41 out of 5)
Loading...

10 COMENTARIOS

  1. Martha como cada semana GENIAL!!!
    Y pues así pasa ahora ya no puedes salir sin INE….ya ni sabes en q momento te la piden como si uno la trajera de “charola” para cualquier cosa!!!!! Uf! Pero q no se te pierda o quieras pedir “reposición” xq Dios te ilumine para q los de la ofc del INE te atiendan bien y de buenas ?…..
    En fin en fin…..antes q nada un aplauso de pie x haber ido acompañada de tu hijo ??? condenados escuincles q ya con un No tú te quedas ahí solita y sin ganas de ir!
    Yo te entiendo mi hijo tiene 21 y un día q fuimos al cine se me ocurre darle la mano -como cuando era chiquitín- y oh Dios !!!! Unas respetables ancestras me comían con la mirada como diciendo q viejaaaaaa!!!! Y con un niñoooooo!!!!! ? Fue un momento incómodo pero ha como me reí!!!!!!

    En fin…..q mala película! Bueno para los mega fans -aún así creo q esta fuerte- pero bueno todo sea por la memoria de Logan!

    Un gran abrazo…..?

  2. Si realmente eres fan de los X-men, y sabes un poco de la historia de wolverine, entenderas lo violenta de la pelicula, los mutantes a lo largo de su historia en el comic han sido pisoteados, asesinados y humillados, X-23 es un arma asesina x eso se comporta asi, ademas no rescataste la relacion padre hija q te presenta la pelicula, q espantada en vdd

  3. Mi Martha Ahora resulta que las boleteras, las cajeras, las empleadas de mostrador son como interventoras de gobernación, peritos en grafología, y además te dicen que es lo que debes hacer!!!! Por eso están donde están si tuvieran un ápice de conocimiento no estarían en esos empleos !!!!!

  4. Me encantó, esa forma de narrar tuya, me vi reflejada, yo también tuve mi aventura en el cine pero con la mujercita de las palomitas.

  5. Ay Martha ¡eres genial! Me encantó, me refleje, a mi también me gustó y yo también tuve mi aventura en el cine pero con la mujercita de las palomitas.

  6. No me pareció tan buena la nota y ademas no entiendo el afán de borrar tus razgos propios y tratar de lucir rubia como para no desentonar con las del programa de Hoy… El mexicano con razgos como los tuyos no es menos ni deben hacerlo sentir menos en ninguna empresa.

  7. hola!
    Yo vi la película en la Cd de Puebla. Y entiendo que te hayas sentido de alguna manera incómoda con lo que paso. El día que yo asistí al cine a verla, antes de entrar había un anunció que decía que la película era clasificación “C”, pensamos que por ser X-MEN sería también para adolescentes menores de 18 años. Entramos a la sala y nos encontramos con gente que labora en los cines hablando con un matrimonio que entro con su hija que calculó tendría entre 8 y 10 años, no sé si compro los boletos por internet o porque razón la niña estaba en la sala. El caso es que el matrimonio alegaba que ellos se quedarían a la función y que no se saldrían. La función no se iba a llevar acabo si no salía la menos y pues ellos también. Los del cine le comentaban a los padres que había reglas, el padre alegaba que la señorita de la taquilla le vendió los boletos… No se quién tuvo la culpa, si el papá por engañar a la de la taquilla al decir 3 adultos o si los compro en internet pero al comprar los boletos en internet, solo aparece opción adultos.
    El señor alegaba que no le dieran clases de moralidad sobre como educar a su hija y la señora también se puso en plan de no salirse y pedían que les pidieran disculpas por el error de dejarlos entrar con la niña… La niña no entendía que pasaba…
    Al final, después de 20 min. llego seguridad no solo de los cines, sino del centro comercial y terminaron por salir. La niña llorando, culpándose de que los echarán del cine.
    Hay reglas que nos guste o no tenemos que cumplir, y pues bueno, no hay que olvidar el INE.
    SALUDOS 🙂

  8. Jajajaj a me encanta como relatas tu anécdota sobre la entrada al cines pero a todo esto la recomiendas?

  9. Eses lo máximo, me encanta todo lo qué haces. Tu columna siempre re-simpática. Y con Origel ni se diga. Hacen muy buena mancuerna. Felicidades.

Dejar una respuesta