el factor figueroa

El Factor Figueroa: Mercurio y el mono

¿No es precioso echarle la culpa de lo que nos pasa a los planetas?

Compartir

¡Ánimo! Les tengo una buena noticia y tres malas.

La buena es que “Mercurio retrógrado” ya se fue. Oigan, qué alegría. El maldito Mercurio provocó muertes, pobreza, destrucción, infidelidad, que todo el mundo se enfermara, que el oso casi se comiera a DiCaprio, que descubrieran a Kate con el Chapo, que se me subiera el azúcar, que Iñárritu no ganara el premio de los Críticos, que mataran a la hija del ‘Feyo’ en El señor de los Cielos”, que hayan pescado a Luis Miguel con una china en Las Vegas, que se divorciara una amiga y que el dólar nos mate suavemente (para los gringos, “killing me softly”).

Bueno, en realidad el divorcio de mi amiga fue porque su marido se fue con otra señora muy ponedora, pero estoy segura que “Mercurio retrógrado” fue una mala influencia.

Acabo de leer que cuando Mercurio se pone retrógrado significa que se estaciona o incluso, se va un poco en reversa. Como los coches con el reglamento de Mancera. Entonces, nada sale como pensábamos, hay tendencia a las equivocaciones, la comunicación se altera, el amor se enreda y los contratos se complican.

No sé a ustedes, pero me parece una maravilla poder echarle la culpa a los planetas y al universo de las cosas que nos pasan. Es precioso. Es perfecto.

Hoy, por ejemplo, leí los horóscopos y no saben qué subidón. Decía “Piscis: se realizan tus anhelos, la suerte te va a cambiar para el día 5 –ese día habrá un ángel dentro de ti-, tendrás un ascenso o te pagarán más, podrás casarte…” Me puse felíz, porque yo nací un 22 de mayo y, por lo tanto, soy géminis ¡pero siempre he sentido que soy piscis! No sé, tengo esa impresión (porque soy profunda, creativa y sensible), pero luego hacen mi carta astral y que no, tercos que soy geminiana.

Lo importante es que “Mercurio retrógrado” caput. Lo terrible –les dije que había tres malas noticias- es que regresará 3 veces en 2016. Dios, la que se nos viene encima, es que Urano anda hostil.

Las fechas casi apocalípticas son 28 de abril, 30 de agosto y 19 de diciembre.

Fuera de eso tendremos un gran año (jajaja) así que aprovechemos los huequitos de bonanza para tener sexo, cerrar contratos y estar saludables. Y cuando no, cada vez que la cagues tú dí #mercurioretrógrado.

Yo que soy tan positiva algunos días, hoy me dije: “¡Ábrete al mono! ¡al mono de fuego!” Sé que suena a película porno, pero no tiene nada que ver con mi cuerpo tan polémico (es que hay división de opiniones), sino a la llegada del Año Nuevo Chino.

La próxima semana entra en vigor el “Año del mono de fuego” en el que todo fluye. Dicho de otra manera, podremos combatir al ‘retrógrado’ con la bonita ‘fluidez’ del mono.

Por supuesto, ya sabemos que los monos están loquitos y de pronto se ponen violentos, así que también será un año de inundaciones, lluvias y huracanes. Fluirá el agua.

Sé que algún lector se pregunta por qué tengo tantos conocimientos astrológicos ¡yo también me lo pregunto! ¿De cuándo a acá sabré tanto sobre el tema tú?
Es que últimamente busco en las estrellas la respuesta a las preguntas que me agobian. Es que le preguntas a los políticos algo y no saben nada. Le preguntas al Papa y se hace el turista. Consultas internet y la mitad de las cosas son inventadas. Así que yo mejor ya agarré de oráculo al cinturón de Orión.

El problema es que aquí en la nueva Ciudad de México no se ven las estrellas, entonces me quedo con muchas dudas. Pero yo sé que hay vida inteligente. Aquí en México, no. Pero en el cosmos yo digo que sí.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Periodista de espectáculos, conductora de televisión, autora del libro Calladita me veo más bonita. Conductora del segmento de espectáculos del programa Hoy en Televisa.

3 COMENTARIOS

  1. Me encanta como escribes Martha, tengo tu libro de calladita me veo mas bonita, espero el próximo, un abrazo.

  2. Siempre me pone de buenas leer la columna a de Martha Figueroa y me saca una sonora carcajada aún cuando #mercurioretrógrado se opone.
    Gracias.

Dejar una respuesta