martha figueroa

El Factor Figueroa: La Hillary

Y que quede claro, escribí esta columna horas antes de saber quién es el nuevo presidente de Estados Unidos.

Compartir

Escribo esta columna horas antes de saber quién es el nuevo presidente de Estados Unidos. Se los aviso, queridos lectores, para que no crean que estoy perdida, desinformada o loca.

La escribo también con el ‘Jesús en la boca’ porque aunque mis visitas al otro lado son pocas y siempre terminan en Target, estoy muy nerviosa por el futuro que nos espera a todos con Trump o la Hillary.

Personalmente, me inclino por la señora Clinton pero debo confesar una cosa horrible: no puedo dejar de verla como la cornuda, como una mujer engañada. La veo triunfante y chingona en las noticias, pero el recuerdo me atormenta.

Lee: La vida secreta de Hillary Clinton

Sé que es una mujer inteligente, estudiada, poderosa, valiente, experta y conoce perfecto cómo funciona su país, bla, bla bla, pero yo sufro por ella desde que a su marido Bill Clinton se le ocurrió tener sexo oral con Mónica Lewinsky en la Casa Blanca. Aunque todos tenemos derecho a tener un pasado, hay ‘tachones’ en la vida que nunca se borran. O no sé a ustedes, pero a mí se me quedó muy grabado aquel desliz.

Soy tan morbosa, que hoy pensaba ¿dónde andará la Lewinsky? Lo último que supe es que estudió Psicología Social en Londres, vende bolsas y anuncia productos para bajar de peso. Y también da conferencias contra el ‘bullying’. Si yo no pude dormir anoche por los nervios, imagínense la pobre Mónica. Porque le puedes bajar el marido a una señora equis, o ponle que mejor no, (jajaja) pero ¿precisamente a la Presidenta de Estados Unidos? Bueno, yo ya estaría haciendo maletas para vivir, por ejemplo, en Sayulita. Ese bonito lugar donde el marido de Olivia Newton-John estuvo escondido 10 años y se hizo pasar por muerto.

Te interesa: ¿Eres fan de Donald Trump?

Siempre me quedé con la duda de por qué había sido infiel Bill. Ya no supe si fue por simple donjuanismo, por machismo, por una crisis con Hillary, porque es un psicópata o por falta de sexo. Y entonces ahora estoy súper preocupada por el futuro de los Clinton si vuelven a la Casa Blanca.

Lee: El Factor Figueroa: Resurrección

Debo decir que admiro mucho a doña ‘Hill’ porque eso de lanzarse como candidata a ser la líder política más importante del mundo está cañón. Aunque tenga todas las ganas del mundo –y ambición desmedida- el cuerpo a los 69 años ya no te responde igual (aunque sea una edad preciosa). Qué haces si estás en una reunión importantísima para decidir si aprietas el ‘botón rojo’ y desatas una guerra mundial-nuclear-cibernética-bacteriológica o yo que sé y te dan calambres o se te cae la matriz por culpa de la osteoporosis. La anatomía es la anatomía. Lo pensé desde que la abogada Clinton sufrió un desmayo en los últimos días de campaña.

Yo, su columnista, tengo 19 años menos, y hay mañanas en las que siento que la virgen me habla y no me puedo levantar. Luego coordino una cosa pero des-coordino otra. Se me olvidan las cosas y mando correos duplicados o a direcciones equivocadas. Sí, como la señora Clinton. ¡Qué bueno que el FBI al final la exoneró! Pero siento que las mujeres ya no debemos usar el e-mail a partir de la menopausia. Es que te entra el sofocón, la sudoración y aprietas la tecla que no es.

Bueno, solamente quería decir que será maravilloso que la máximo autoridad del planeta sea una mujer. No es que sea feminista, pero me gusta que las mujeres tomen la delantera. Por supuesto, estoy segura que también tendrá como todo el mundo su lado obscuro, pero debe ser menos negro que el de Trump. Qué chistoso, Donald tiene un lado negro: lo que te choca, te checa.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (72 votes, average: 4.17 out of 5)
Loading...

6 COMENTARIOS

  1. Martha, te sigo desde ventaneando y aunque no me pareció mala la nota…pues echale más ganitas no? andale 😉 creo que el dato de la Lewinsky en la actualidad fue bueno pero me hubiera gustado que hubieran menos especulaciones como los porqués de la infidelidad de Bill.

  2. Me parece terrible su comsntario expresarse de yna mujer otra mujer acaso maethita tiene 20 años es cierto no es joven la hillary pero tuvo los calzones para dar batalla me parece como los latinos que renisgan de los latinos son los peores

Dejar una respuesta