El Factor Figueroa: El desierto de Gael

Cuando entiendes que hay cosas más graves que dejar de circular

Compartir

Hay veces que para entender lo que pasa en la vida tienes que ir al cine.

Si ustedes, lectores queridos, no saben nada de las elecciones presidenciales de Estados Unidos, que si Donald Trump, que si la Hillary, que si Ted Cruz, tienen que correr a ver Desierto, la nueva película de Jonás Cuarón con Gael García Bernal.

Sé que a muchos lectores no les cae bien éste actor, pero créanme que a quien debemos evitar no es a Gael –es talentoso y encantador-, sino a cualquier gringo loco lleno de odio que nos quiera matar. Porque no es solo Trump y sus estupideces, hay millones peores que van de las amenazas a los hechos.

¡No se asusten! Yo no hablo de política pero me encanta el cine, así que acepté feliz la invitación de ver la cinta y después entrevistarlos. Oigan, qué maravilla. No saben cómo grité y me emocioné. La película es tremenda y cruel, pero muy buena. No puedo contar más… bueno, solo que igual que en The Revenant, hay un oso entre los personajes.

Ahí me tienen en el cine agarrada de la butaca, rezando para que se salvara “Moisés” , enviando energía a la pantalla para que acabaran con los malos y gritándole a Gael “¡cuidado! ¡ahí viene! ¡arribaaaaa, está arribaaaa!”.

Como niña en la matiné de Caperucita y el lobo, pero ya saben que soy una periodista vivencial (jajaja).

No crean que me gustó por mero masoquismo periodístico y humano, sino porque es genial a nivel ‘empatía cinematográfica’.

Sientes cerquita los balazos, el odio, las persecuciones, las mordidas del perro endemoniado y la tristeza de los paisanos que buscan una vida mejor (porque aquí les va de la fregada) y se encuentran a un maldito que no soporta a los inmigrantes y por eso los mata.

Lo anterior, demuestra que Jonás salió bueno para dirigir íntimamente. Así que aprovecho para pedirle que su próximo proyecto sea un drama erótico que nos ponga los pelos de punta en 3D o 4D. ¡Gracias! Está bien, no.

Además de las entrevistas, hubo una conferencia a la que no fui requerida pero supe que Alfonso Cuarón llegó muy malhumorado.

Pues no sé que decir, solo que espero que no lea ésta columna, porque debo confesar que me gustó más Desierto que Gravity. Por el ritmo, por Gael y porque he cruzado muchas veces parte de ésas arenas mortales que quedan muy cerca de la casa de mi madre (es más, hay unas dunas increíbles para revolcarse como puerquito en charco).

Conocí a Gael García Bernal cuando vivía como exiliada en Miami. Fue en la premier de Y tu mamá también en unos cines hermosos cerca de la playa y creo que fui la única periodista que se reía y gozaba con la película. Primero, porque me gustó y luego porque extrañaba México y adopté el sentimiento “entre patriotas debemos apoyarnos”.

No crean que hicimos migas, solo nos saludamos en el pasillo súper sonrientes y párale de contar. Con Diego Luna –por ejemplo- hice más amistad por otros pasatiempos que nos unen.

Ahora, 15 años después, lo encontré diferente. Alivianado, simpático, comprometido, informado y muy mexicano.

Personalmente, le admiro, aplaudo y agradezco (lo que es la triple “A”) que haya ganado un premio tan importante y reñido como el Globo de Oro por hacer comedia en Mozart in the Jungle y también nos emocione en un drama de suspenso como Desierto.

Y perdón si hoy no me encuentran tan chistosilla, pero hay momentos en la vida en los que toca reflexionar. Tampoco es que me guste mucho hacerlo, pero cuando toca, toca.

Creo que es importante ver más allá de nuestras narices y saber que hay cosas mucho más graves en el país que dejar de circular un día o dos.

P.D. Desierto se estrena el viernes 15 de abril ¡Vayan!

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 4.50 out of 5)
Loading...

1 COMENTARIO

  1. Me encantó tu columna, esta @MarthaFigueroa si me gusta, objetiva, inteligente y convincente… tanto que ya quiero ver la película! Felicidades a Gael y Jonás estamos orgullosos de ustedes no solo por ser mexicanos sino por su éxito y alzar la voz!!

Dejar una respuesta