El Factor Figueroa: Belinda

¿Han querido tener la vida de otro? La pregunta que siempre me hago

Compartir

Qué días tan malos hemos tenido ¿no? Muertes prematuras, fracasos futbolísticos, asesinatos, mal clima, bueno, hasta la renuncia de Manlio Fabio Beltrones me movió el tapete.

Problemas por todas partes. Por eso pensaba que ¡me encantaría ser Belinda! ¿Se han puesto a pensar qué ligera debe ser la vida desde sus zapatos?

Sé que creerán que no estoy bien de la cabeza, o algo, pero esta columnista, madre, mujer semi-madura, escritora, figura televisiva de éxito mediano y divorciada, a veces quisiera convertirse en un ser humano menos complicado.

¿Han querido tener la vida de otro? Es la pregunta que siempre me hago.

Acabo de estar con Belinda y mientras hablábamos un poco sobre “Baywatch” –la película que hizo con Zac Efron y The Rock-, pensé “uf, qué bonito sería tener ese cuerpazo, ponerte el famoso traje de baño rojo, correr por la playa y que no se te mueva nada”. Sin preocupaciones de peso y forma. A mí cuando me avisan que tendré sesión de fotos, tengo que hacer ‘detox’ (o sea, escupir lo que traigo en la boca y dejar de comer desde ese minuto) para salir sin panza y menos cachetes…¡aunque falten seis semanas! Claro, es que tengo 24 años más.

También le envidio la cuenta bancaria, lo que cobra por cada tuit, ser una cantante exitosa –aunque nunca he querido ser cantante-, tener un asistente que le carga la bolsa y habla por ella con los peinadores, que se ve divina cuando se disfraza de Frida Kahlo y que cualquier operación estética le queda perfecta.

Además me gustaría ser ‘Beli’ para cantar sin pena “Bella Traición” que es una rola que me fascina. Sobre todo cuando tengo desamor, la entono como himno a grito pelado mientras me baño o cuando manejo, trato de hacer la voz lo más aguda posible y lloro…”porque sin ti no me importan los minutos ni los días, porque sin ti no hay presente ni futuro, salvameeeee, de ésta bella traición, que mató mi razóooon..”

En fin, debe ser precioso ser ella, pero no es fácil. Cuando estuvo como invitada en el programa Hoy nos puso a todos a bailar “Sapito” y casi nos da un infarto con tanto brinco. A los dos minutos ya necesitábamos oxígeno y un quiropráctico para alineación de rodillas.

La única cosa que no me gustaría, en caso de que me muera y reencarne en la diva del pop, es que no tiene suerte en el amor. Y ahí sí, yo le digo con permiso. Porque tiene unos galanes muy desiguales y yo tengo un novio fantástico. Es que la vida te da unas cosas y te quita otras.

Ustedes qué prefieren ¿vientre plano o pareja increíble? Por supuesto, aquí es donde todos contestan lo políticamente correcto que es ‘pareja increíble’, pero a los 2 minutos ves que no te cierran unos pantalones y quieres pasar a la catafixia.

Yo quería interrogarla para ver en lo sexual qué tal, pero no pude porque siempre está escoltada por su madre y su publirrelacionista. ¿Se imaginan mi madre y yo juntas todo el día? Ya me hubiera matado: ella me dio la vida y ella me la quitó (jajajaja). Porque soy insoportable y porque no entiende mi sentido del humor. En serio, admiro la capacidad de Belinda y de todas las cantantes y actrices que eligen a sus madres como sus representantes, tal vez en el más allá reciben un ‘bono’ por esa dosis de paciencia y buenas maneras filiales.

Pues en eso estaba, soñando que nos pasaba como a Lindsay Lohan y Jamie Lee Curtis cuando en una película les cae un rayo y se les intercambian los cuerpos, cuando Belinda me despertó.

De repente, después de participar en varios concursos nos retó a romper una manzana con la cabeza ¡y casi se abre la cabeza a manzanazos! ¿Por? Me partí de risa pero me preocupó el arrebato. Estuve a punto de cantarle como Clavillazo: “de piedra ha de ser la cama, de piedra la cabecera” para calmarla.

Ahí fue donde me dije “mi Martha, a veces el pasto del vecino parece más verde, pero cuando te acercas, ni es pasto, ni es tan verde. Solo era un tapete…”.

Levanté la quijada del suelo y fui a disfrutar de mis virtudes simples pero únicas.

Mejor.

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (38 votes, average: 4.61 out of 5)
Loading...

2 COMENTARIOS

  1. Yo creo que alguien que es feliz con quien es, por dentro y por fuera, jamás se cansa de ella misma y eso incluye su corte de pelo. Saludos.

  2. Martha, ¿no te aburres del mismo corte de pelo toda la vida? porqué no te cortas el pelo cortito, te verías muy bien o bien porqué no te pones en las manos del estilista de Martha Debayle, los cambios también sirven para rejuvenecer el cerebro.

    SALUDOS

    JULIA HERNÁNDEZ

Dejar una respuesta