Trucos para sacarle provecho a los espacios pequeños

Hacks, trucos y mañas para exprimir cada centímetro si vives en un huevito de dos por dos

Compartir

Entre cortinas y mesas…
El secreto de las cortinas es colgarlas casi pegadas al techo para crear psicológicamente la ilusión de que el espacio es mayor. Pero que note te tapen las ventanas mientras estén abiertas, así entra más luz durante el día, esto también ayuda a “agrandar” el espacio. Por otro lado, pon muebles con piernas largas y una mesa de cristal para un efecto de mayor amplitud.

Cuarto chico, adorno grande… 
Contrario a lo que muchos piensan, es mejor decorar un cuarto chico con cuadros, esculturales o fotos enormes, le dan mayor escala a las habitaciones pequeñas porque atraen la atención y hacen que se te olvide que estás en un cuarto tamaño celda. Retacar el cuarto de cosas chiquitas hace que parezca casa de muñecas.

TIP: los accesorios metálicos hacen que los cuartos se vean más grandes porque reflejan la luz, dando la ilusión de más espacio.

Hágase la luz… 
No necesitas comprar nada ni gastar en remodelaciones eternas para que una habitación dé la impresión de ser más grande. El mejor truco es gratuito: dejar que el sol entre en su máximo esplendor. Los lugares pequeños, cuando están oscuros, se ven todavía más apretados y asfixiantes, en cambio, al aprovechar la luz natural se sienten más libres y armónicos.

Un espejo, el mejor amigo…
Cuando cuelgas un espejo frente a una ventana, este refleja toda la luz que entra y hace que la habitación se abra, o sea, que crezca visualmente. De igual forma, si lo cuelgas en la entrada de tu casa, al final de un pasillo o en el comedor, le dará a ese espacio una perspectiva de mayor amplitud.

¿Blanco o negro?
Los colores son súper importantes cuando hablamos de decoración pero, ¿sabías que también influyen en el tamaño que aparenta el cuarto? En una habitación pequeña, los colores extremos son clave. Sabemos que los tonos claros hacen que un espacio se vea más abierto y ligero, pero un cuarto pequeño con paredes oscuras también puede verse más grande. Evita colores intermedios, neones o demasiado brillantes.

Menos es más…
Cargar la decoración es un error súper común. Esto hace que un espacio pequeño se vea saturado y todavía más apretado (como la casa de tu abuelita, donde aún están las mamilitas/recuerditos de tu bautizo). Deja solamente lo que amas, usas y necesitas. Entre más minimalista el espacio, más grande se verá. Con colores neutrales y acentos de color, tu habitación se ve más amplia. Pon plantas que den vida sin que acaparen mucho espacio.

TIP: tener tus muebles totalmente pegados a la pared hace que se vea todo apretado. Sepáralos unos centímetros para lograr que el espacio se abra y se vea más libre.

 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votes, average: 3.67 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Jefa Editorial Web de Revista moi

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta