Bloqueadores: cuál es mejor y por qué tienes que usarlo siempre

No importa la época del año, si hace frío o calor, ni si estás dentro o fuera de tu casa. Usar bloqueador TODOS los días no solo es básico sino esencial. Ahora que si lo que quieres es envejecer rápido o arriesgarte a que te dé cáncer de piel... no te lo pongas. ¡Ahhh, vedá!

Compartir

El protector solar es el producto antiaging número uno para posponer arrugas. Así como lo oyes, nada daña más la piel que el sol (bueno, sí, el cigarro y comer junk food en todas tus comidas), entonces sí, sí puedes salvarla. Aplícalo mínimo 20 minutos antes de salir al sol para que lo absorba la piel y por favor, ¡no seas tacaña! Con el bloqueador no se escatima. Utiliza el necesario para cubrir a la perfección tu cara, cuello, pecho, orejas y manos.

¿ES PANTALLA O FILTRO?
La pantalla solar es lo mismo que un bloqueador, protege de los rayos UVA y UVB (siempre y cuando la etiqueta diga amplio espectro). Un filtro solar es una sustancia que protege la piel de los rayos solares dañinos y es un ingrediente activo de los bloqueadores.

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE BLOQUEADOR, PROTECTOR Y FILTRO?
Los rayos ultravioleta UVB y UVA pueden causar daño a la piel, pero se diferencian en que los primeros son absorbidos por la epidermis (capa externa de piel) y los UVA llegan hasta capas de piel más profundas, por eso necesitas un bloqueador que te proteja de los dos.

Bloqueador solar

El bloqueador solar refleja los rayos del sol (UVA y UVB) de la piel, impidiendo que penetren la dermis. Contienen filtros solares que minimizan el daño. Suelen ser espesos al tacto y su color es usualmente blanco. Póntelo de 20 a 30 minutos antes de salir al sol.

Protector solar

El protector solar filtra los rayos ultravioleta (UV) del sol y los mantiene “apagados”, aunque permite que en- tren algunos. Como no todos ofrecen protección contra la radiación UVA, es mejor usar una de las otras alternativas.

Pantalla solar

La pantalla solar previene o minimiza el bronceado y las quemaduras por el sol, el objetivo de la pantalla solar es que ningún tipo de radiación llegue a la piel. Por la protección que ofrecen, la pantalla solar y el bloqueador solar son básicamente lo mismo.

¿QUIÉNES SON TUS ENEMIGOS?

Rayos UVA

Ondas largas que penetran ropa ligera y vidrio, y pueden dañar el ADN de tus células. Son los que te dan el tono bronceado divino, pero también los que te envejecen prematuramente, arrugan, manchan y hacen flácida.

Rayos UVB

Son los culpables de las quemaduras y los causantes de la mayoría de los cánceres de piel.

Rayos UVC

Tienen más energía que otros tipos de rayos UV. No son normalmente una causa de cáncer de piel.

Luz azul

Es la que emiten aparatos como tu celular, computadora o televisión y para nada es inofensiva, sobre todo si tomas en cuenta el tiempo que pasas pegada a ellos. A largo plazo aumenta los radicales libres, provocando envejecimiento prematuro, arrugas, oxidación y afecta la hidratación de la barrera de tu piel.

¿QUÉ ES EL SPF Y CÓMO SE CALCULA?

El Factor de Protección Solar básicamente define el tiempo que puedes estar bajo el sol sin quemarte, obviamente con bloqueador. Y hay una fórmula para calcularlo: multiplicas el tiempo que tu piel puede estar expuesta al sol sin quemarse por el SPF del bloqueador que elijas.

OJO: esto varía de acuerdo con tu tipo de piel.

Por ejemplo: si tu piel puede estar expuesta durante cinco minutos antes de ponerse roja y tu bloqueador es SPF 30, tendrías 150 minutos de protección segura durante el día, eso si aplicas la cantidad suficiente y del modo correcto.

Otra cosa que no debes olvidar es elegir un bloqueador de “amplio espectro”, pues estarás protegida contra los rayos UVA y UVB. Y es súper importante que te vayas por un SPF alto, pues el nivel de protección será mayor.

SPF 15: filtran aproximadamente 93% de los rayos UVB

SPF 30: filtran aproximadamente el 97% de los rayos UVB

SPF 50: filtran aproximadamente el 98% de los rayos UVB

SPF 100: filtran aproximadamente el 99% de los rayos UVB

Como ves, no puedes estar 100% protegida, por eso debes recordar que:

1. “Resistente al agua” no es lo mismo que “a prueba de agua” ni tampoco al sudor, de ahí la importancia de reaplicar cada dos horas

2. Los rayos UV pueden rebotar en superficies como el agua, arena, nieve, pavimento y hasta el pasto

3.Los rayos UV son más potentes en- tre 10 a.m. y 4 p.m. así que evita exponerte al sol durante este lapso

INGREDIENTES CLAVE

Si no los tiene, ni te molestes en comprarlo:

  1. Dióxido de titanio
  2. Óxido de zinc
  3. Avobenzona (butilmetoxidibenzoilmetano)

HELLO SUNSHINE, HELLO BLUE SKY…

Los bloqueadores ya no son lo que eran antes. Ya no tienes que andar con la cara de Gasparín porque te tienes que embarrar uno blanco, pesado y grasoso, actualmente existen muchas opciones, ¡hasta con color! Para que dejes de decir de una vez por todas: “se me olvidó ponerme bloqueador”. 

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta