Una buena relación no siempre es happily ever after…

Que no terminen juntos no significa que hayan tenido una mala relación. AdoptaUnChico te comparte 4 buenas razones por las que terminar no es un fracaso

Compartir

Si viste How I Met Your Mother, quizá recuerdes el desenlace de Barney y Robin. Después de unos años de estar casados descubren que sus planes dejaron de ser los mismos y que ya no quieren las mismas cosas. Sin embargo, el cierre estuvo lejos de ser trágico y terminó con una frase que seguramente te hizo reflexionar: “Esto no fue un matrimonio fallido; fue un matrimonio exitoso que duró 3 años”.

“El concepto de una ‘relación exitosa’ puede variar de persona a persona, tradicionalmente nos han hecho creer que las buenas relaciones son solo aquellas que duran para toda la vida, dice Rocío Cardosa, project manager de AdoptaUnChico. “Sin embargo, expertos han encontrado, que nuestra satisfacción en pareja se basa en la relación entre nuestras expectativas y la realidad”.

En ese sentido, un noviazgo que te haga feliz puede terminar y eso no significa que haya sido un fracaso. Te presentamos estas cuatro razones:

EL CAMBIO ES UNA CONSTANTE
El tiempo sigue adelante y con él
conoces, aprendes y te conviertes en otra persona. Tus expectativas cambian y con ellas tus sueños, tus metas, planes y prioridades. Tu pareja no siempre se moverá a tu ritmo y es completamente normal. Eso no modifica el cariño que sienten uno por el otro, pero sí es un factor para que su relación deje de funcionar.

CALIDAD VS CANTIDAD
Una buena relación puede durar un par de meses o una vida entera. Lo más importante es lo que experimentas, lo que aprendes y que los recuerdos lindos superen a los momentos agridulces. Así que, es mejor vivir un noviazgo breve pero con muchos momentos agradables, que una relación que se alarga innecesariamente y opaca las cosas buenas que compartieron.

ES UNA FORMA DE CRECER
En ese proceso de madurar, también puede suceder que llegues a una etapa en la que quieras darte prioridad o necesites espacio para disfrutar ese instante. Decidir ponerle pausa o terminar no es malo ni egoísta, especialmente porque en cualquier relación todos merecen estar con alguien que se encuentre al 100%. Las rupturas no tienen que darse de mala manera, si sabes que es lo correcto o necesario para ti, es mejor tomar la decisión madura y no aferrarse. Nunca es un fracaso aprender de la experiencia.

NO TODAS LAS BUENAS RELACIONES DAN “EL SIGUIENTE PASO”
No es que todas las relaciones tengan “fecha de caducidad” o un reloj mágico que defina el “timing correcto”. Tener una relación increíble no quiere decir que forzosamente te vas a quedar con esa persona de por vida, sus caminos pueden desenvolverse de manera diferente.

Comprender que simplemente una relación llegó a su fin no es sinónimo de drama. Recuerda que cuando de romance y amor se trata, todo va más allá de lo blanco y negro. Una ruptura no es un fracaso, sino el cierre natural de un ciclo.

Si quieres saber más sobre AdoptaUnChico, puedes seguirlo en sus redes sociales:

Facebook

Twitter

Instagram

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 3.50 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta