Lo que podemos aprender de las parejas de Rachel Green

Quizá huiste de un Barry o te rompió el corazón un Paolo… Estas son algunas de las lecciones amorosas que Friends supo ilustrar a través de Rachel

Compartir

Friends fue mucho más que solo una serie para toda una generación. Tal es así que 26 años después, seguimos riéndonos y también descubriendo detalles nuevos, sobre todo en el terreno amoroso. 

“No es nada más un tema de nostalgia. Esta serie tiene una forma peculiar de hacernos vibrar y hasta darnos un empujón para calmar la ansiedad, según lo sugieren, los expertos”, compartió Rocío Cardosa, project manager de AdoptaUnChico. “Como parte del elenco, Rachel fue uno de los personajes que más vimos crecer, pero también que más nos enseñó con sus relaciones, desde el primer capítulo”, agregó.

Para recordar un poco lo que la señorita Rachel Green nos dejó a través de su vida amorosa, estas son cinco lecciones que vale la pena tener presentes:

La “seguridad” no es felicidad

No tienes que convertirte en una novia fugitiva para darte cuenta de esto. Barry, el hombre con el que Rachel iba a casarse y a quien plantó en el altar durante el episodio piloto, representaba la seguridad de vivir cómoda y sin preocupaciones económicas, pero ¿feliz? Al final, escapar, conocer a sus cinco grandes amigos y empezar una vida por su cuenta fue la mejor decisión que Rachel pudo tomar.

No dejes que tus ex guíen tu vida amorosa

El eterno baile entre Ross y Rachel es un claro ejemplo de cómo a veces nos ponemos trabas nosotras mismas. Después de su ruptura, Rachel comenzó a salir con Joshua, un chico agradable al que utilizó para “vengarse” cuando Ross se comprometió con Emily y a quien terminó asustando por no poder dejar ir a su ex. ¿También tenemos que mencionar lo incómodo que era ver a Ross y Russ? Para evitar situaciones raras, vergüenzas y tragedias, aprende de los errores de Rachel.

El físico no garantiza la química

El galán italiano Paolo es uno de los patanes más grandes de la serie cuando vimos cómo trató de ligar con Phoebe mientras estaba con Rachel. Pero este no es el único ejemplo de que una cara bonita no significa felicidad automática. ¿Recuerdas a Tag, el asistente que no pudo evitar contratar por lo guapo que era y quien terminó siendo su novio poco tiempo después? Aunque era un chico lindo, la diferencia de edad, y el hecho de que lo que querían era totalmente distinto, hicieron que su relación acabara en una nota triste. Nota, la apariencia no lo es todo para que una pareja funcione.

“Es mejor ser amigos” no es una tragedia

Para muchos, Joey está en el top entre los galanes de Rachel. Especialmente porque de conquistador, todos pudimos ver su lado más tierno. Sin embargo, hay relaciones cuyas piezas simplemente no encajan del todo y algo se siente “raro”, sobre todo cuando llevan tiempo siendo amigos. Aunque las cosas no funcionaron, el cariño entre ambos siguió siendo fuerte y no dañó su amistad. Así que no solo es un cliché: las personas importantes no se van de tu vida, incluso esos amigos que se convierten en tus ex.

Encontrarás a tu “langosta”

Según Phoebe, las langostas están juntas de por vida y todos podemos encontrar a nuestro crustáceo ideal. A pesar de todo el drama y el paso del tiempo, lo que está destinado a darse, se da. Aunque Rachel y Ross cometieron errores y tuvieron tropiezos, sus caminos se encontraron al final. El historial amoroso de Rachel formó parte muy importante de la evolución del personaje —¡escalar en el mundo de la moda como ella lo hizo no es poca cosa!—, de la misma forma que tus experiencias te llevan a aprender algo nuevo de ti misma. Tal vez la lección más importante que Rachel nos dio, es que tomar las riendas de tu vida es lo mejor y que todas esas relaciones, ya sea que terminen bien o mal, te harán una mujer más fuerte.

Si quieres saber más sobre AdoptaUnChico, puedes seguirlo en sus redes sociales:

Facebook

Twitter

Instagram

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 4.00 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta