¿Cómo dejar ir el pasado?

El pasado debe quedarse ahí y usar esas experiencias solamente para avanzar. Aprende a dejarlo ir

Compartir

Cuando pensamos en nuestro pasado llegan sentimientos de nostalgia, alegría, aprendizajes, logros, fracasos, pero sin duda eso ya pasó, hoy eres una persona en una nueva circunstancia. Pero, ¿qué pasa cuando parece que todo es igual y sigues viviendo las mismas situaciones que no son, digamos, las más agradables?

 

Si no has superado experiencias que te marcaron y no cerraste ciclos, siento decirte que conoces el presente solo por circunstancia, pero estás atrapado en el pasado. Cuando hay asuntos inconclusos en tu interior, se genera una “compulsión de repetición”, lo que Sigmund Freud llamó a ese impulso de repetir situaciones, momentos, pensamientos y escenas dolorosas, sintiéndote atrapado en esa realidad sin poder avanzar.

 

¿Cuántas personas actúan como niños, sin responsabilizarse de su vida? Le complican a los demás la suya porque siempre hay padres adoptivos (o biológicos) a quienes les encanta resolver vidas para sentirse útiles. Esta es otra forma de no superar el pasado: querer ser un niño débil, frágil y que siempre necesita a los demás. No es solo lo que le quitas a los otros, es que tú te quedas sin la posibilidad de crecer en todo lo bueno que eres. Es momento de crecer, de hacerte responsable de tus actos y, por lo tanto, de tus éxitos. ¿Por qué nos quedamos atrapados en las mismas circunstancias aunque cambiemos de trabajo, de pareja y de vida? Vivimos la misma historia con nuevos personajes.

 

 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE DEJAR IR EL PASADO? 

Porque no podrás desarrollar la fuerza de un adulto que ha pasado por esas experiencias que dejan herramientas y aprendizajes. Es por eso que no avanzas realmente; cuando estás en el pasado, parece que caminas pero en realidad solo estás reproduciendo una y otra vez las mismas realidades.

 

Las 5 máximas para soltar el pasado

1 Expresa tus sentimientos: afecto, tristeza, enojo, alegría, el que sea.

2 Trabaja tus dolores del pasado en terapia.

3 No te “tragues” ningún dolor, deja de satanizarlo.

4 Haz una lista de todos tus recursos y fuerzas. Piensa en ti como adulto, no como un niño.

5 Pon tus sentidos en el aquí y el ahora, presta atención a lo que te rodea.

 

Ilustración por: Blair Frame

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (20 votes, average: 4.65 out of 5)
Loading...
Compartir
mm
Anamar Orihuela es psicoterapeuta. La encuentras en anamarorihuela.com.mx. Ámate a ti misma para amar a los demás.

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta