Cómo romper con una relación tóxica

Si tienes una relación que no aporta nada a tu vida, debes terminarla siguiendo estos pasos.

Compartir

Terminar con una relación no es fácil y menos cuando es una situación de codependencia, las cosas parece que van bien pero en el fondo sabes que no te hace feliz y vive llena de vicios. Estas son las relaciones más complicadas de romper y por supuesto de mantener; en la psicología se les conoce como relaciones ambivalentes, o mejor conocidas como de amor y odio.

Etapas de una relación ¿En cuál estás?

Aquí van 5 pasos para romper con esa relación ambivalente:

1. Nunca esperes a que se acabe el cariño para romperla, recuerda que siempre vas a sentir algo por esa persona

El amor no se acaba de un día para otro, no vas a despertar odiándolo/a. Así que toma el valor y termina aunque esté el cariño presente.

Recuerda que si te vas a separar no es por lo que sientes, sino por lo que estás viviendo…

2. Aceptar la realidad de que ya todo se acabó

El paso más difícil ya lo diste: aceptarlo. Piensa en lo mejor para ti, se vale llorar, escribirlo, platicarlo con alguien más, al final tú debes quedar convencida/o.

3. No te engañes, ni tengas la esperanza de que todo va a cambiar

A este paso los terapeutas de parejas lo conocemos como el “Paso de la muerte”, y es porque es el paso más importante y el que decide si alguien se va o se queda en el infierno.

Después de aceptar la realidad de que siempre sentirás algo por esa persona y que la separación es lo mejor para todos, la lucha ahora será contra el autoengaño. 

Pensarás que si le echan más ganas todo puede mejorar, recuerda que al amor no se le echa ganas. El amor no debe ser complicado. 

¿Quiénes son las personas más infieles?

4. Imagínate tu presente y después el futuro sin esa persona

Sigue estos pasos para ganarle a tu imaginación traicionera:

  1. Comienza por imaginar cómo sería tu vida “presente”, si esa persona ya no estuviera a tu lado en este momento.
  2. Imagina que todo está bien y que todos están bien sin esa persona.
  3. Ya no pienses ni hables más de esa persona, ni para bien ni para mal, si te descubres haciéndolo vuelve a imaginarte sin esa persona y que todo y todos están bien.
  4. Después de que ya hayas dominado los ejercicios anteriores, comienza con imaginarte un futuro totalmente diferente sin esa persona (viajes, casa nueva, amigos nuevos, fiestas, momentos especiales, etc.).

Puede que los ejercicios te provoquen ansiedad en un principio pero después vendrá una paz que nunca antes habías tenido.     

5. El divorcio psicológico

No busques pretexto para salir con esa persona. Es momento de cambiar tus actividades y considerar que sí las puedes hacer sola/o. 

En un principio será difícil pero poco a poco los dos se irán a acostumbrando a vivir así. También puede que sea aquí en donde aparezca una tercera persona, por lo que si ya hicimos todos los pasos anteriores lo tomaremos de la manera más madura, de lo contrario nos atoramos más.

Recuerda que terminar con una relación siempre será doloroso, pero permanecer ahí a la larga duele más…

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (52 votes, average: 4.35 out of 5)
Loading...

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta