¿Cómo aprovechar tu sex appeal?

Eso que nadie más tiene, solo por ser tú, es lo que atrae al otro. Eso es el capital erótico, ¿lo estás administrando bien?

Compartir

Ingredientes del sex appeal

Belleza: algunos rasgos considerados físicamente bellos son resultado de la combinación genética de nuestros padres, sin embargo, LAS CONCEPCIONES DE BELLEZA VARÍAN EN CADA CULTURA Y ÉPOCA.

Vitalidad: es la mezcla de buena condición física, energía y buen humor. HAY QUIENES CON SOLO ACERCARSE TRANSMITEN FUERZA. Son activos, siempre intentan ir un poco más allá, tienen intereses variados y su compañía es placentera.

Gracia: ES LA CAPACIDAD PARA CAERLE BIEN A LOS DEMÁS. Se puede ser sexualmente atractivo y bello, pero hay en el carisma un detalle que permite sentir ganas de estar o no en compañía de alguien: su sentido del humor, su inteligencia.

Sexualidad: mucho de lo que hacemos se dirige hacia el sexo. ESTA ES LA PARTE TÉCNICA Y DE GENITALIDAD, LA CAPACIDAD, HABILIDAD Y CONOCIMIENTO SEXUAL que tenemos y que ponemos en práctica cuando por fin se arma el show.

Representación social: EL ARREGLO, LA HIGIENE PERSONAL Y AQUELLOS ARTÍCULOS QUE TE DAN ESTILO. El buen gusto va más allá de la billetera y los buenos modales pueden abrirnos muchas puertas.

Atractivo sexual: LOS GESTOS, LA MANERA DE ANDAR O EL TONO DE VOZ son características que pueden hacer a una persona sexualmente atractiva, sea bonita o no.

Todo el tiempo convivimos con los seis ingredientes del capital erótico; algunos nos hacen sentir inseguros o temerosos, otros nos dan tranquilidad, estos serían nuestras fortalezas y en ellos hay que concentrarse para aumentarlo.

Inteligencia mata carita: por ejemplo, puedes creer que no eres bonita o guapo, pero si tu sentido del humor es muy apreciado entre la gente a tu alrededor, o tienes un porte, una manera de caminar que hace que las miradas giren hacia ti, ahí debes enfocarte.

Encuentra tu propia belleza: no creas todos los estándares de belleza que imponen los medios: no todo es cinturas minis y enormes boobs, o abdomen de metal y barba de vikingo. Tu herramienta de atracción puede estar en unos ojos brillantes, unos labios carnosos, una voz agradable, una piel suave al tacto.

Quiérete: hay algo muy atractivo en alguien que se quiere y se trata bien. Mucho del atractivo sexual radica en eso, en la forma en que nos vemos y nos mostramos a nosotros mismos. Obsérvate más: ¿qué es lo que te dice la gente cuando recuerda cómo fue conocerte? Seguro has escuchado cosas como “al principio pensé que eras un pesado, pero ahora veo que eres muy divertido”. Y confía en quién eres, porque si siendo tú no atraes a quien te atrae, ¿qué caso tiene buscarle?

¿Te gustó esta nota? Califícala

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votes, average: 4.08 out of 5)
Loading...
Compartir

Sé el primero en comentar este artículo

Dejar una respuesta